Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Somalia

El 28-12-06, el ejército etíope, con la asistencia militar de EE.UU., tomó Mogadiscio, capital de Somalia, que desde junio de 2006 estaba en manos de la Unión de los Tribunales Islámicos. Washington, que acusa a esta organización de proteger a terroristas, abre así un nuevo frente en la “guerra global contra el terrorismo”.

Ya embarcado en Afganistán y en Irak en una “guerra global contra el terrorismo”, Estados Unidos acaba de inaugurar un tercer frente 1 en Somalia. Sus recientes incursiones aéreas y el envío de buques de guerra prueban que, a ojos de Washington, que ya puso en marcha a fines de 2001 una coalición antiterrorista en el golfo de Adén, el Cuerno de África es de ahora en más parte del teatro de operaciones en contra de la red Al-Qaeda.

Financiada por los comerciantes de Mogadiscio, cansados de los abusos de los señores de la guerra, la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI) echó a estos últimos y tomó la capital en junio de 2006.

Tras haber demostrado una visión estrecha de la “lucha contra el terrorismo” y apostado por los jefes de guerra, Estados Unidos no aceptó este nuevo orden. Más aun cuando los Tribunales eran acusados de recibir ayuda de Irán. El Pentágono impulsó entonces a la Etiopía cristiana, que recibe desde 2002 un programa de asistencia militar estadounidense, a lanzar una ofensiva, poniendo a su disposición medios de reconocimiento aéreos y de escucha satelital.

La campaña de los etíopes fue fulminante. En ocho días, las regiones controladas por la UTI fueron ocupadas y Mogadiscio fue tomada el 28 de diciembre pasado. Unos 20.000 soldados etíopes se encuentran actualmente desplegados en el país. Impulsado por Estados Unidos desde el mes de junio de 2006, el Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Somalia se reunió a principios de enero, en Nairobi (Kenia), y llamó a financiar “de manera urgente” una fuerza de paz prevista por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Por ahora, además de Etiopía, sólo Uganda dio su acuerdo firme para enviar tropas. Washington anunció que otorgará una asistencia de 16 millones de dólares al presidente somalí de transición, Abdullahi Yusuf, así como ayuda humanitaria y un segundo envío de 24 millones de dólares, de los cuales 14 millones irán a la fuerza de paz. La administración Bush acusa a los islamistas somalíes de proteger a dos terroristas –Fazul Abdullah Mohammed y Ali Saleh Nabhane– implicados en los atentados de 1998 contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, que dejaron un saldo de 224 muertos.

Frente a esta intervención, el número dos de Al-Qaeda, Ayman Al-Zawahiri, llamó a los combatientes islámicos a la resistencia: “Insto a todos los musulmanes a responder al llamado de la yihad en Somalia. (...) La verdadera guerra va a comenzar por medio de ataques contra las fuerzas etíopes de agresión. (...) Les recomiendo las emboscadas, las minas, las operaciones suicidas” 2. Les aconsejó también inspirarse en las guerrillas en Afganistán e Irak. Por su parte, Abdulharim Ali Modei, portavoz de los Tribunales Islámicos, afirmó que su movimiento “no había sido vencido” 3. Sus hombres se reagruparon al sur del río Juba, fronterizo con Kenia, una región en la que tanto los etíopes como fuerzas especiales estadounidenses, con el apoyo de aviones de combate AC-130 con base en Djibuti, persiguen a los islamistas.

Así como la toma de Kabul, en 2002, no resolvió el problema talibán, o la de Bagdad, en 2003, no resolvió el problema iraquí, la de Mogadiscio por las fuerzas etíopes está lejos de haber resuelto el problema somalí. Éste no hace más que comenzar. 

  1. O un cuarto, ya que en agosto de 2006, durante la ofensiva israelí contra Hezbollah, el presidente Bush declaró: “El Líbano es el tercer frente de la guerra mundial contra el terrorismo”.
  2. AFP, 6-1-07.
  3. The International Herald Tribune, París, 4-1-07
Autor/es Ignacio Ramonet
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 92 - Febrero 2007
Páginas:40
Traducción Pablo Stancanelli
Temas Terrorismo
Países Estados Unidos, Etiopía, Somalia