Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

¿Un modelo IBSA?

La alianza entre India, Brasil y Sudáfrica que se lanzó en junio de 2003 se propuso metas que cuestionan y buscan cambiar el orden actual de las relaciones internacionales en el ámbito económico, político y de seguridad. IBSA se enmarca en la tendencia general de la regionalización de las relaciones internacionales, un proceso que se acentuó con el fin de la Guerra Fría. En este sentido, la alianza Sur-Sur refleja, como subrayaron diversos analistas 1, la necesidad estratégica de los tres países reconocidos como potencias emergentes y líderes en sus respectivas regiones de buscar un posicionamiento más sólido en el sistema internacional. Pero la originalidad de IBSA consiste en su ambición de proyectar la alianza como una alternativa a la mundialización neoliberal, capaz de promover el progreso igualitario y la cooperación tecnológica para terminar con la marginación de las naciones pobres.

Hay básicamente dos formas de alcanzar este objetivo. La primera es la política, desde la perspectiva clásica de la lucha por el poder. La otra es una proyección ambiciosa de cambio de la lógica predominante del poder, reemplazando la "razón del Estado" por una "razón del sistema" 2. Es en esta segunda proyección de IBSA que se inserta el debate en torno de un posible papel de la sociedad civil. En el ámbito de la seguridad en particular, IBSA parece inclinarse por la sensibilidad hacia una agenda de seguridad humana y la práctica de la gobernabilidad de seguridad en lugar del clásico balance de poder, y desde esta perspectiva se abre un espacio a la sociedad civil como protagonista en el proceso de la alianza Sur-Sur.

(...) Conceptualmente, la sociedad civil se entiende como una constelación de actores distinta pero interconectada, y a menudo superpuesta, a otros dos universos: el Estado y el mercado 3. La emergencia de la sociedad civil es un fenómeno relativamente nuevo desde una perspectiva histórica e íntimamente vinculada a la movilización social que aparece en el siglo XVIII y evoluciona en el contexto particular de los dos siglos siguientes 4. Con el fin de la Guerra Fría, sin embargo, la movilización social vivió un auge como nunca antes en la historia. La activación transnacional que caracterizó a la década del '90 llevó a la emergencia de una sociedad civil global 5 organizada en redes de activistas que intervienen, con éxitos notorios, en la política internacional 6.

Diplomacia pública y ciudadana

Dos conceptos desarrollados ya en prácticas casi institucionalizadas permiten entender la dinámica de las interconexiones entre actores estatales y no-estatales. La diplomacia pública es una iniciativa estatal dirigida hacia el público con el fin de explicar temas relativos a la política gubernamental 7. Supone, entonces, una relación del Estado a una audiencia nacional o ajena de actores civiles o, más en general, la opinión pública. La diplomacia ciudadana, o diplomacia de segunda vía 8, remite al protagonismo de los actores no-estatales y las relaciones horizontales entre ciudadanos, fundamentalmente en contextos conflictivos. La diplomacia ciudadana es particularmente útil para desarrollar esquemas de trabajo para la organización de procesos de resolución de conflictos y reconciliación post-conflictos.

Ambos conceptos, sin embargo, son insuficientes para entender la dinámica compleja de las interconexiones entre actores estatales y no estatales. Esta dinámica se entiende mejor con el concepto de gobernabilidad global que, precisamente, se refiere al espacio de asociación entre el Estado y la sociedad civil que se forma en las relaciones internacionales en la era de la mundialización 9.

(...) Del concepto de la gobernabilidad global se deriva la gobernabilidad de seguridad como práctica alternativa al tradicional entendimiento del gobierno, que es un dominio exclusivamente estatal del ejercicio del poder y la autoridad en el campo de la seguridad. La gobernabilidad de la seguridad surge como consecuencia de, por un lado, una ampliación del sentido de seguridad y, por otro, del auge de actores no-estatales que asumen un protagonismo en la definición e implementación de la agenda de seguridad 10. Así, prácticas de gobernabilidad de seguridad, si no ya regímenes, son visibles particularmente en la lucha contra el VIH/sida y el control de la proliferación de las armas pequeñas y livianas. Un éxito particular, que a menudo se impone como un modelo de gobernabilidad de seguridad, es el proceso del Acuerdo de Ottawa de 1997 de prohibición de uso de minas personales, que definió los términos de un "nuevo internacionalismo" a través de la asociación de actores no-estatales con gobiernos que incluyeron la seguridad humana en su agenda de política exterior 11.

(...) En los tres países de la alianza IBSA existe una vibrante sociedad civil y la movilización social es notable. (...) Los Estados, a su vez, han abierto un espacio importante a la sociedad y alentado su participación en proyectos oficiales, aunque siempre con la intencionalidad de mantener el control sobre sus actividades, como es particularmente notable en el caso de India 12.

El déficit del bloque

Si el argumento hipotético avanzado acerca de la necesidad de una movilización social en el contexto de IBSA para hacer de la alianza Sur-Sur un modelo alternativo de integración y un régimen transcontinental de gobernabilidad de seguridad se revela correcto, entonces el proyecto sufre de un "déficit" de diplomacia ciudadana. Varias explicaciones se ofrecen: la novedad del fenómeno; la distancia geográfica; diferencias culturales y, sobre todo, la ausencia de una motivación estratégica de las organizaciones sociales para desarrollar una activa diplomacia ciudadana Sur-Sur, por la simple razón de que las fuentes de financiación de su trabajo no se encuentran precisamente en los países de IBSA.

(...) Finalmente, si bien desde los '90 se han registrado notables éxitos en la consolidación de la práctica de la gobernabilidad de seguridad, todavía es temprano para hablar de algún régimen consolidado que abarque algo más que un tópico muy específico de la agenda de seguridad, como es el Acuerdo de Ottawa. De hecho, la única proyección regional de un régimen de seguridad que ambiciona considerar una agenda de seguridad más allá del balance de poder es la Política Común de Defensa y Seguridad de la Unión Europea, que por ahora dista de ser un "modelo". Al contrario, desde el 11 de septiembre de 2001 la puja hegemónica de Estados Unidos ha impuesto una regresión notable de la política de poder. Pero quizás es por esta razón que se debe impulsar IBSA como un modelo alternativo de política y consolidar un régimen original de gobernabilidad de seguridad, que aún está por definirse y que necesita tanto de una política estatal como de la movilización social.

  1. World Economic Forum Knowlegde Navigator, "Forging New Alliances", 6 de febrero de 2004. Sitio web: www.weforum.org/site/knowledgenavigator.nsf (consulta realizada el 13 de marzo de 2006). Peter Gallagher, "India-Brazil-South Africa", comentario colgado en la web el 26 de enero de 2004 en http://www.inquit.com/india-brazil-south-africa (consulta realizada el 13 de marzo de 2006).
  2. Andrew Hurrell, "Hegemony, liberalism and global order: what space for would-be great powers?", International Affairs, 82, 2006.
  3. Alison Van Rooy, The global legitimacy game. Civil society, globalization, and protest, Palgrave Macmillan, Nueva York, 2004.
  4. Charles Tilly, Social Movements 1758-2004, Paradigm Publishers, Boulder, 2004.
  5. Marlies Glasius, Helmut Anheier y Mary Kaldor, "Global civil society: the Politics of a new world?", OpenDemocracy, 15-01-04. Sitio web: www.openDemocracy.net (consulta realizada el 16 de marzo de 2004).
  6. Margareth E. Keck y Kathryn Sikkink, Activists Beyond Borders, Cornell University Press, Cornell, 1998.
  7. Christopher Ross, "Public Diplomacy Comes of Age", The Washington Quarterly, primavera boreal de 2002.
  8. John Davies y Edward (Edy) Kaufman (eds.), Second Track / Citizen's Diplomacy. Concepts and Techniques for Conflict Transformation, Rawman & Littlefield Publishers, Nueva York, 2003.
  9. David Held y Anthony G. McGrew, Governing Globalization: Power, Authority, and Global Governance, Polity Press, Cambridge, 2002.
  10. Elke Krahmann, "From State to Non-State Actors: The Emergence of Security Governance", en Elke Krahmann (ed.), New Threats and New Actors in International Security, Palgrave, Nueva York, 2005.
  11. Kenneth R. Rutherford, "The Evolving Arms Control Agenda Implications of the Role of the NGOs in Banning Antipersonnel Landmines", World Politics, 53, octubre de 2000.
  12. Neema Kudva, "Strong States, Strong NGOs", en Raka Ray y Mary Fainsod Katzenstein (eds.), Social Movements in India. Poverty, Power and Politics, Lanham, Rowman & Littlefield Publishers, 2005.
Autor/es Khatchik Derghougassian
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 86 - Agosto 2006
Páginas:31,32
Temas Política internacional, Economía
Países Brasil, Sudáfrica, India