Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Recuadros:

Escalada contra Irán

Proclamar que "la Tercera Guerra Mundial" ya comenzó, es una cosa; identificar al "nuevo Hitler", es otra. Desde el 11 de septiembre de 2001, el presidente George W. Bush designó sucesivamente como adversario a Al-Qaeda; al "Eje del Mal"; a la proliferación de armas de destrucción masiva; al fascismo islámico y a veces a una mezcla de todos esos ingredientes. Actualmente, el papel central del "malo" le fue asignado a Irán, y está encarnado en el presidente Mahmud Ahmadinejad y sus provocadoras declaraciones.

"Nuestro problema con el gobierno iraní no concierne únicamente a Irán, sino a lo que ese país hace en el Gran Medio Oriente", explica Nicholas Burns, subsecretario de Estado de Estados Unidos 1. "Esa región -añade- ocupa la mayor parte del tiempo de nuestra administración y del Congreso (...) y debemos inscribir a Irán en el contexto de lo que nosotros hacemos en Medio Oriente y en el mundo. Creemos que Irán es un desafío para nuestra generación. No es un desafío episódico o pasajero, ese país estará en el centro de nuestra política exterior en 2010, en 2012, y probablemente en 2020."

A pesar de ser uno de los principales países exportadores de petróleo, ¿es Irán esa hidra patibularia que denuncia Washington? 2. Es cierto que sus gastos militares aumentaron considerablemente desde comienzos de la década, pero su ejército sigue estando insuficientemente equipado. El estallido de Irak aumentó mecánicamente el peso de Irán, ¿pero a quién se puede acusar de ello? La existencia de un clero chiita transnacional puede ser una ventaja (algunos chiitas iraquíes o libaneses se someten a la influencia de un ayatollah iraní), pero también una debilidad (pues igualmente ocurre que muchos chiitas iraníes son "seguidores" de ayatollahs iraquíes o libaneses). Además, el clero chiita está dividido, particularmente sobre el principio fundamental del actual poder iraní, el velayat faghi (gobierno del docto), que concede al Guía de la revolución (antaño el ayatollah Khomeini y hoy el ayatollah Khamenei) un poder absoluto. Aun dejando de lado esa dimensión religiosa, la división de la escena política iraní no es un factor de fuerza.

¿Y el arma nuclear? Desde comienzos de la década de 1990, varios informes estadounidenses anunciaban que Irán contaría con la bomba en los dos o tres años siguientes 3. Regularmente desmentidas, esas previsiones son permanentemente "actualizadas": se lo consideraba cierto en 1991, en 1995, en 2000, y lo es hoy nuevamente. Sin embargo, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) reiteró en varias ocasiones que, a pesar de las tentativas de Teherán para evitar ciertos controles, nada probaba la existencia de un programa militar iraní.

Supongamos incluso que ese país se dote en el futuro cercano del arma nuclear. ¿Qué ocurriría? Interrogado en enero de 2007, el entonces presidente francés, Jacques Chirac, estimó algo evidente, pero que provocó no obstante algunas controversias y una incómoda aclaración del Elíseo: "¿Dónde arrojaría Irán esa bomba? ¿Contra Israel? Antes que la bomba logre recorrer 200 metros en la atmósfera Teherán sería arrasada (...). Si Irán tuviera una bomba nuclear y si fuera lanzada, sería inmediatamente destruida antes de abandonar el cielo iraní. Habría inevitablemente medidas de retorsión y coerción. Así es el sistema de la disuasión nuclear" 4.

En cambio, como también subrayó el jefe de Estado francés, el hecho de que Irán posea el arma nuclear aceleraría su proliferación en la región. Los países del Consejo de Cooperación del Golfo 5 y Egipto, anunciaron su voluntad de desarrollar la energía nuclear civil. El objetivo de un Medio Oriente sin armas nucleares debería seguir siendo una prioridad, a condición, evidentemente, de que eso valga para todos los países, incluido Israel, que fue el primer Estado en introducir el arma nuclear en la región.

Contradicciones estratégicas

Sin embargo, en Estados Unidos reina una visión maniquea. El poder iraní, como antes el de Gamal Abdel Nasser o el de Saddam Hussein, es calificado de irracional: frente al presidente Mahmud Ahmadinejad, el concepto de disuasión no funcionaría. Así, el universitario Bernard Lewis, que sirvió de aval "orientalista" a la intervención estadounidense en Irak, anunció muy en serio que Teherán se aprestaba a lanzar contra Israel una bomba atómica (¡que no posee!) el 22 de agosto de 2006. El Presidente iraní habría elegido esa fecha, que corresponde en el calendario musulmán al viaje del profeta Mahoma a Jerusalén y luego al cielo, pues pensaba que el apocalipsis aceleraría el regreso del "imán escondido" 6. Lewis escribió: "Esa podría ser efectivamente una fecha apropiada para la destrucción apocalíptica del Estado de Israel y, si fuera necesario, del mundo. No es para nada seguro que Ahmadinejad prevea tales cataclismos para el 22 de agosto. Pero sería prudente tener en mente esa posibilidad" 7.

Ese tipo de delirio es muy común en Washington, donde -desde la revolución islámica- existe una hostilidad visceral respecto de Irán. Esta fobia se manifiesta en un discurso cada vez más agresivo de la Casa Blanca respecto de Irán, compartido por la mayoría de los candidatos a la elección presidencial estadounidense, demócratas y republicanos 8. Se acusa a Irán de estar detrás de la "subversión", tanto en Irak como en Afganistán, un análisis retomado por Bernard Kouchner, ministro francés de Relaciones Exteriores: Irán hace "todo" en Irak, transformando ese país en un territorio de ejercicio "soñado" 9. París se distingue actualmente de sus socios europeos por sus posiciones extremas, reclamando mayores sanciones contra Teherán y alineándose detrás de Washington en el mismo momento en que todo el mundo asiste al fracaso de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo.

En el marco de su estrategia, Washington intensificó su ayuda a las "minorías" kurdas, árabes, azeríes y baluches 10. Cabe preguntarse si la fragmentación iraquí no se extenderá también a Irán, ya que esa política provoca sorprendentes contorsiones. Así, mientras que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) turco figura en la lista de organizaciones terroristas, una delegación del Partido por una Vida Libre en Kurdistán (PJAK, Irán) -organización hermana del PKK en Irán- encabezada por su líder Rahman Haj-Ahmadi, ¡fue recibida en Washington en agosto de 2007! 11.

Y no es ésa la única contradicción de la estrategia anti-iraní que trata de organizar la Casa Blanca mediante la creación de un frente común que enrole a los países moderados del Golfo (Egipto, Jordania e Israel) y a cuya consolidación debería servir la conferencia de Annapolis sobre la paz palestino-israelí (Vidal, pág. 24). De esa manera, directa o indirectamente, Washington intensifica su ayuda a grupos fundamentalistas sunnitas, e incluso a extremistas cercanos de Al-Qaeda, para luchar contra los chiitas 12. En abril de 2007, en una entrevista a Al-Jazeera, el príncipe Hassan de Jordania acusó a un oficial saudita (posteriormente identificado como Bandar Ben Sultan, dirigente del Consejo Nacional de Seguridad saudita y cercano a responsables estadounidenses), de financiar grupos extremistas sunnitas. Las autoridades jordanas incautaron la cinta.

A un año de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y a dieciséis meses del fin del mandato de Bush, existe el gran riesgo de que éste quiera salir del atolladero acelerando a fondo y lance una operación militar contra Irán, destinada a borrar sus problemas en Irak. En el otoño (boreal) de 2006, se le preguntó a Dani Ayalon, que fue durante cuatro años embajador israelí en Washington, si un Presidente tan impopular podía tomar semejante decisión: "Yo creo que sí. Hay que conocer a ese hombre. Para mí fue un privilegio, y lo considero un amigo personal. Quienes lo conocen saben que es una persona con mucha determinación. Está seguro de la supremacía moral de la democracia sobre las dictaduras. (...) A su entender, ayatollahs con bombas nucleares es una combinación intolerable que amenaza al orden del mundo, y por lo tanto no dejará que eso ocurra" 13.

  1. http://bostonreview.net/BR32.3/burns.html
  2. Selig S. Harrison, "Ineficaces maniobras contra Irán", Le Monde diplomatique, edición Cono Sur, octubre de 2007.
  3. "Quand l'Iran aura-t-il la bombe nucléaire", blog Nouvelles d'Orient, 4-9-06.
  4. Sitio del semanario Le Nouvel Observateur, 1-2-07.
  5. Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar.
  6. En la doctrina chiita, el último imán "desapareció" en el año 874. Se habría retirado del mundo, pero seguiría vivo. Al final de los tiempos habrá de aparecer, e instaurará en la tierra un reino de justicia y de verdad.
  7. Bernard Lewis, "Does Iran have something in store?", The Wall Street Journal, 8-8-06. "Bernard Lewis et le gène de l'islam", Le Monde diplomatique, agosto de 2005.
  8. "Consensus américain sur l'Irak et l'Iran", blog Nouvelles d'Orient, 30-9-07.
  9. AFP, 4-10-07.
  10. "Tempêtes sur l'Iran", Manière de voir, N° 93, París, abril-mayo de 2007.
  11. The Washington Times, 4-8-07.
  12. Alain Gresh, "Los chiitas, el nuevo enemigo", Le Monde diplomatique, ed. Cono Sur, julio de 2007.
  13. Entrevista en Maariv, Tel Aviv, 19-11-06.

Tras el 11 de septiembre

2001
11 de septiembre. Atentados contra el Pentágono, en Washington, y contra el World Trade Center, en Nueva York.
7 de octubre. Comienza la operación "Libertad inmutable" en Afganistán. Los talibanes serán expulsados de Kabul el 13 de noviembre.
2002
29 de enero. George W. Bush califica a Irak, Irán y a Corea del Norte de "Eje del Mal", contra el cual promete actuar.
Abril-junio. El ejército israelí vuelve a tomar y a ocupar Cisjordania, destruyendo las infraestructuras civiles palestinas.
2003
20 de marzo. Comienza la operación militar estadounidense-británica "Libertad en Irak".
9 abril. Cae la dictadura de Saddam Hussein.
1 de mayo. Bush anuncia "misión cumplida" en Irak.
2 de octubre. El Grupo de inspección en Irak reconoce que no se encontró ningún arma de destrucción masiva.
2005
14 de febrero. Asesinato en Beirut del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.
5 de marzo. El presidente sirio, Bachar al-Assad, anuncia la retirada de las tropas sirias del Líbano, que terminará pocas semanas después.
2006
Junio-noviembre. Luego de haber evacuado la Franja de Gaza en septiembre de 2006, el ejército israelí lanza sobre la misma dos grandes operaciones terrestres y aéreas. A pesar de numerosas incursiones ulteriores los disparos de cohetes sobre Sderot (Israel) continúan.
12 de julio-14 de agosto. Ofensiva militar israelí contra el Líbano. Éxodo de los libaneses del sur. El sector acomodado de la población del norte de Israel se refugia en el centro y en el sur del país.
11 de agosto. El Consejo de Seguridad de la ONU decide reforzar el contingente de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (Finul). Los efectivos pasan de 2.000 a cerca de 15.000, la mitad de los cuales son europeos (unos 1.650 franceses, 2.400 alemanes, 2.500 italianos, etc.) entre los 25 países representados. 23 de diciembre. Naciones Unidas vota una primera resolución (1737) que impone sanciones contra Irán, al que se acusa de llevar adelante un programa nuclear ilegal.
28 de diciembre. Grupos armados somalíes, apoyados por el ejército etíope y sostenidos por Washington, retoman Mogadiscio, que estaba en manos de las milicias de los Tribunales Islámicos.  
2007
8 de enero. Estados Unidos realiza una incursión aérea sobre el sur de Somalia, donde se supone existen bases de Al-Qaeda. Es la primera acción militar estadounidense en ese país desde 1994.
10 de enero. Bush anuncia el envío de nuevos contingentes de tropas a Irak y el despliegue de misiles anti-misiles Patriot en la región.
1 de octubre. Washington crea oficialmente un Comando regional militar único para Africa (Africom), con sede provisoria en Alemania.
8 de octubre. El nuevo primer ministro británico Gordon Brown anuncia que para la primavera (boreal) de 2008 reducirá a la mitad el contingente de 5.000 hombres desplegado en Irak. Ese contingente había llegado a contar con 45.000 efectivos, entre soldados y personal militar. De los 37 países que participaron en la guerra en Irak junto a Estados Unidos, sólo siguen presentes alrededor de veinte. 


Autor/es Alain Gresh
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 101 - Noviembre 2007
Páginas:27
Temas Conflictos Armados, Terrorismo, Geopolítica, Política internacional
Países Estados Unidos, Irán