Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Porto Alegre: activismo y propuestas para un futuro distinto

La idea del Forum Social Mundial nació hace poco más de un año, durante una charla entre Ignacio Ramonet y Bernard Cassen, de Le Monde diplomatique, con las autoridades de Porto Alegre. Los notables resultados de la Democracia Participativa practicada en la ciudad y en el Estado de Rio Grande do Sul sugirieron que ese era el sitio indicado para que se reunieran las organizaciones y personalidades que en todo el mundo, desde la gran manifestación de Seattle contra la Organización Mundial de Comercio, expresaban su decisión de enfrentar al neoliberalismo a escala planetaria, formulando al mismo tiempo alternativas posibles y superadoras. En unos pocos vertiginosos meses, un pequeño grupo de organizaciones, apoyadas por las autoridades gaúchas, puso en pie y logró materializar un evento que logró superar todas las expectativas. El Foro no sólo desbordó de personalidades, delegaciones, países y público, sino de deliberaciones y propuestas que pusieron de relieve la madurez y energía del movimiento planetario antineoliberal. Porto Alegre resultó un hito decisivo en la lucha por un mundo mejor.

Para decir algo sobre el Forum Social Mundial de Porto Alegre, hay que comenzar por decir algo sobre la ciudad de Porto Alegre y el Estado brasileño de Rio Grande do Sul, puesto que este primer encuentro contra el neoliberalismo no hubiese sido hoy concebible fuera de allí.

Más de un millón y medio de habitantes la ciudad, algo más de diez millones el Estado, que tiene un PBI superior al de Perú. Porto Alegre es una ciudad muy arbolada -la segunda de Brasil después de Curitiba- bordeada por un gran río, el Guaíba, de tranquilas aguas amarronadas. Los espacios verdes y el agua contrastan con los grandes edificios y el aire de parque industrial que por momentos asume la ciudad.

Pero esos son datos de folleto turístico. El verdadero interés actual de Porto Alegre es que desde hace doce años, cuando asumió la alcaldía el Partido de los Trabajadores (PT), se desarrolla allí con éxito una experiencia de "democracia participativa" (DP), cuya mayor expresión es el Orçamento (presupuesto) Participativo (PP) que consiste, en síntesis, en que la población tiene acceso al control directo de los fondos públicos, no sólo después que han sido utilizados, sino incluso antes. El PP funciona a través de foros de debates y decisiones abiertos a la población, en los que se votan obras y programas y se eligen representantes para el Foro de Delegados y para el Concejo del PP.

El éxito de la DP hizo que hace dos años el PT se hiciese también con el control del Estado, con lo que la experiencia se realiza desde entonces con un mayor acceso a los recursos (aunque siempre limitado por las leyes y reglamentaciones federales) y a una escala mayor. El año pasado se realizaron en el Estado 622 Asambleas públicas municipales; 22 Asambleas temáticas; 22 Plenarias regionales con 6.562 participantes; 9.324 participantes eligieron 409 delegados. Participaron en total 188.541 ciudadanos, que efectuaron 5.300 demandas en 467 municipios1.

La consigna del gobierno es "un desarrollo económicamente viable, ecológicamente sostenible y socialmente justo", con apoyo en los sectores con más potencial innovador y generador de empleos (PyMES), la agricultura y un esfuerzo por insertar a los trabajadores excluídos del mercado a través de la autoorganización productiva y la cooperación entre empresas.

Habría mucho, muchísimo más que decir sobre esta experiencia que, como se ve, es exactamente lo contrario del neoliberalismo: las políticas participativas en las áreas salud, educación, mujer, niñez, seguridad; la transparencia de la administración. Lo concreto es que Rio Grande do Sul es el Estado con mejor calidad de vida de Brasil, tanto en materia de distribución de ingresos como en niveles de escolaridad, porcentajes de mortalidad infantil, etc.

¿Se entiende, a pesar de la brevísima síntesis, por qué el primer Foro Social Mundial no podía sino realizarse en Porto Alegre? A pesar de sus evidentes signos de agotamiento, la tormenta neoliberal ha invadido de tal modo el planeta y las mentes que era necesario un faro, una roca donde pudiese asentarse por unos días a reflexionar, intercambiar ideas y formular proposiciones la creciente ola contestataria mundial que, desde las grandes manifestaciones en Europa contra el Acuerdo Mundial de Inversiones de 19982, pasando por las de Seattle en noviembre de 1999, ha comenzado a decir basta a tanta desvergüenza e insensatez.

Expectativas desbordadas

Porto Alegre cumplió con ese papel, a tal punto que el Foro Social Mundial quedó asociado a su nombre. Los organizadores esperaban unos 2.000 delegados de unos 40 países; llegaron 4.000 delegados de 122 países. Porto Alegre se preparó para recibir unas 6.000 personas: arribaron 12.000. Se inscribieron 1.642 periodistas: la agencia Associated Press destacó 8; France Presse, Reuters, y el diario Folha de Sao Paolo, 6 cada uno; The Economist, 2. Ante la envergadura del evento, algunos despreocupados jefes de redacción de grandes periódicos mundiales tuvieron que apresurarse a despachar corresponsales.

Las magníficas instalaciones de la Pontificia Universidad Católica (PUC) de Porto Alegre fueron durante seis días el marco de una bulliciosa multitud que desbordó por momentos a la organización. Traducidas simultáneamente al portugués, español, inglés y francés, las distintas actividades podían ser seguidas por el público tanto desde las salas de conferencias de la PUC como por el Canal 15 de TV; por Internet (www.estado.rs.gov.br o bien http://www.forumsocialmundial.org.br), o en el Auditorio Araújo Vianna, con capacidad para 4.000 personas, ubicado en el Parque da Redenção, donde acamparon más de 2.000 jóvenes de todo el mundo. Otras actividades tuvieron lugar en la Universidad de Rio Grande do Sul, el Teatro OSPA, el Instituto Goethe, etc.

El Foro se fijó un eje principal, alrededor de dos conceptos: riqueza y democracia. En el primer caso, el análisis de su formación, concentración, distribución y, como subtemas, empleo, medio ambiente y libertad del capital financiero. En el segundo, debatir "la limitación democrática de los Estados nacionales frente a la amplia libertad operativa del capital financiero y el peso de órganos como el Fondo Monetario Internacional"3. Sobre esta base se programaron para cada mañana cuatro grandes conferencias simultáneas, con la participación de los delegados de todos los continentes, escogidos de acuerdo al criterio de representatividad, alrededor de cuatro grandes ejes:

a) producción de riquezas y reproducción social

b) acceso a las riquezas y sustentabilidad

c) afirmación de la sociedad civil y de los espacios públicos

d) poder político y ética en la nueva sociedad.

De estos debates, reservados a especialistas y seguidos por un público que desbordó sistemáticamente las instalaciones, participaron personalidades como Danielle Mitterrand, Cuauthémoc Cárdenas, Frei Betto, Ignacio Ramonet, Armand Mattelart, Ahmed Ben Bella, Samir Amin, Michel Löwy, Paul Nicholson, René Passet, Riccardo Petrella, Jacques Chonchol, Víctor de Gennaro, Bernard Cassen, el gobernador de Rio Grande do Sul, Olivio Dutra y los alcaldes de Porto Alegre y São Paolo, Tarso Genro y Marta Suplicy, entre otros muchos.

Por las tardes, bajo la denominación genérica de "talleres" (coloquios, debates, presentación de experiencias, articulaciones entre distintas organizaciones, etc.), se realizaron 361 encuentros, también con amplia participación del público. Cada uno de los talleres fue propuesto por las distintas organizaciones adherentes, las que se hicieron responsables de los temas elegidos, participantes, presentación, organización, equipamiento, etc., así como de la elaboración y divulgación de la síntesis final.

Sobre el final de la tarde tuvieron lugar los "testimonios", a cargo de personalidades y líderes políticos que hicieron un relato analítico de sus experiencias y dialogaron con los asistentes. Participaron, entre otros, Eduardo Galeano, Jean Ziegler, Luiz Ignacio "Lula" Da Silva, Ariel Dorfman, Tabaré Vázquez, Augusto Boal, José Bové y Oscar Niemeyer.

Finalmente, por las noches, fue la fiesta. En el anfiteatro Pôr-do-sol, a la vera del Guaíba, los participantes del Forum compartieron con los ciudadanos de Porto Alegre bailes y espectáculos animados por, entre otros, el Buena Vista Social Club de Cuba, la Murga La Reina de la Teja de Uruguay, Beth Carvalho y Tom Zé de Brasil, Dj Adnan-Rave y Dj Double, de Estados Unidos.

Participación ciudadana

En la casi inagotable lista de actividades realizadas, el Foro de Actividades Locales por la Inclusión Social, reunió bajo la presidencia de Tarso Genro, prefecto de Porto Alegre, a 392 representantes de municipios de América Latina, Europa, Asia y Africa, entre ellos el argentino Hermes Binner, intendente de Rosario, Vasco Franco, vice-prefecto de Lisboa y Marta Suplicy, prefecto de São Paolo. En la Carta de Porto Alegre (que en junio próximo será enviada a la reunión del G8: los siete países más ricos del mundo más Rusia), se formulan ocho proposiciones: creación de condiciones culturales para que toda la población tenga acceso a la ciudadanía plena; participación directa de la población para solucionar problemas como la pobreza y la exclusión social; promoción de políticas para los menos favorecidos; desarrollo de programas locales de combate al desempleo; construcción y refuerzo de las redes ciudadanas; reconocimiento del derecho de las ciudades para intervenir en la vida política, económica y cultural internacional; avanzar en una nueva formulación de una nueva declaración universal de los derechos y deberes de la ciudadanía y, finalmente, un desarrollo nacional que tenga por presupuesto la inserción de todos los países en la economía mundial y cuya base surja de las ciudades.

  1. Estado da Participação Popular 2000, Goberno do Estado do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, enero 2001.
  2. Carlos Gabetta, "Multinacionales al poder", 3 puntos, Buenos Aires, 12-2-98.
  3. Forum Social Mundial, Programa Oficial.
Autor/es Carlos Gabetta
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 20 - Febrero 2001
Páginas:4, 5
Temas Desarrollo, Deuda Externa, Mundialización (Economía), Neoliberalismo, Paraísos Fiscales, Estado (Política), Geopolítica, Movimientos Sociales
Países Estados Unidos, Brasil, Cuba, Perú, Uruguay, Rusia