Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Las aventuras del marxismo

De Gisela Catanzaro y Ezequiel Ipar

Editorial:
Editorial Gorla
Cantidad de páginas:
206
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Noviembre de 2003
Precio:
22 pesos
Este libro es resultado de investigaciones desarrolladas en la actividad docente de sus autores. Son trabajos distintos pero unificables, ya que apuntan a reflexionar sobre la naturaleza, el hombre y la historia. Los temas y problemas –declarados apresuradamente obsoletos por algunos– son presentados con profundidad y solidez, usando un pensamiento crítico muy alejado del pensamiento rápido o débil, forma postrera de reflexionar en que ha declinado el “posmodernismo”.
La complejidad de los problemas histórico sociales y ciertas complicaciones en su tratamiento, originadas en un lenguaje académico a veces críptico, en el inveterado uso de la exégesis o la hermenéutica y en profusas alusiones “culturales”, dan como resultado un libro para especialistas en filosofía, historia o sociología. Se incurre en “sutilezas infinitas, a veces insondables” que, aun cuando sean producto del “amor de dos ‘narradores’”, como dice Eduardo Grüner en el prólogo, lo transforman casi en un texto para iniciados.
En el debate para proyectar una humanidad “racional”, es indispensable la “práctica teórica” y en ella la obstinada reivindicación de conceptos y pensadores “ante-post”. Pero tal vez fuera conveniente, como sugieren Marx en su XI Tesis sobre Feuerbach y Benjamin cuando dice “la política obtiene el primado por sobre la historia”, que los “teóricos” no resulten, ante el abismo y la ambigüedad, aislados de las multitudes anónimas que la hacen. Así, su práctica no correría el riesgo de reducirse sólo a tomar posiciones en el campo conceptual, ni a combatir las ideas de los pretendidos dueños de la Historia, ni a custodiar las inagotables reinterpretaciones de la misma.
Autor/es de esta reseña José Victor Vidal
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 58 - Abril 2004