Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Poliética

De Francisco Fernández Buey

Editorial:
Losada
Cantidad de páginas:
338
Lugar de publicación:
Madrid
Fecha de publicación:
Septiembre de 2003
Precio:
19,50 euros
La angustia que en 1893 expresa el personaje de “El grito” –el célebre cuadro del pintor noruego Edvard Munch– anticipa los horrores del siglo XX y la conciencia de una crisis histórica que marcaría el fin de la modernidad y del proyecto Ilustrado. Pronto, la confianza ilimitada en el progreso se derrumbaría ante la evidencia de que la técnica es apropiada por la barbarie y deviene, a partir de la Primera Guerra Mundial, máquina de exterminios.
Es justamente a principios del siglo XX europeo que, paradójicamente, tras dos mil años de reflexión sobre la moral, el filósofo inglés George Edward Moore plantea la pregunta que da inicio a este libro: “¿De qué hablamos cuando hablamos de ética?”. La superabundancia de éticas y de discrepancias frente a éstas, la fragmentación del pensamiento y la atomización de las áreas de conocimiento, confirman la imposibilidad de producir en el siglo XX un “metarrelato” ético, una Gran Ética semejante a las de Platón, Aristóteles, Spinoza, Kant o Hegel. Sin contar que después de Auschwitz es la posibilidad misma de pensar la que se pone en duda.
Pero Francisco Fernández Buey rechaza la queja amarga ante la fragmentación y, más aun, las proclamas de un mundo sin valores en el que, justamente por eso, todo vale. Al contrario, decide admitir el fracaso de los proyectos sistemáticos y seleccionar a unos cuantos autores que en su opinión ofrecieron notas de iluminación, “intuiciones, por fragmentarias que sean, (…) que han apuntado al menos a una elevación parcial de aspectos decisivos para la conciencia moral de los hombres de la época”. Hombres y mujeres, testigos y víctimas del horror, que comparten la fórmula de Antonio Gramsci: “pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad”.
Para ello elige un término ambivalente. “Poliética” sugiere en primer lugar una pluralidad de éticas que se derivan de la insatisfacción de la Moral, lo que no implica la admisión del relativismo ético, sino la constatación de un conjunto de principios morales que compiten entre sí; “agudización de la batalla de ideas”. En segundo lugar, “Poliética”, entendida como fusión de ética y política, es una proposición normativa que busca recuperar el todo perdido y surge de la observación de que la separación entre ética y política ha sido pervertida en la práctica de las sociedades, y de que “los principales problemas políticos remiten a principios éticos insolventables”.
Fernández Buey construye entonces un apasionante recorrido por la vida y el pensamiento de Karl Kraus, György Lukács, Walter Benjamin, Bertolt Brecht, Simone Weil, Hannah Arendt y Primo Levi, selección que reconoce insuficiente y arbitraria (“son santos de mi devoción”), por lo que pide disculpas, aunque en realidad es necesario agradecerle el tino y la oportunidad. El filósofo español introduce de manera clara a intelectuales que quedan lamentablemente al margen de muchos programas académicos, de esos que parecen negar el mundo existente más allá de las puertas de las facultades. Tal vez sea por sus contradicciones, su “pensamiento crudo” (Brecht), que reconoce la necesidad de contrastes y conflictos. Un pensamiento exento de máscaras y prejuicios, apegado a la realidad, que más allá de las diferencias entre los distintos autores, lucha por recuperar el valor de una palabra prostituida.
Autor/es de esta reseña Pablo Stancanelli
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 58 - Abril 2004