Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

De sospechas, sabores y aprendizajes

Los pobladores afectados en diverso grado por la surgencia de las napas freáticas son más de 3 millones. En muchos partidos se han organizado en sociedades vecinales con una vida muy activa, que suele incluir interesantes periódicos barriales como “Interacción urbana”, que abarca varios partidos. El 15 de mayo pasado realizaron “La marcha de las napas” en protesta por la irresponsabilidad de los funcionarios del Estado competentes en estos asuntos. La marcha se llevó a cabo en el partido de Almirante Brown y participaron también entidades de Lomas de Zamora y Lanús.

La gente aprende rápidamente, tanto las cuestiones técnicas como administrativas. Han reclamado a todos los organismos competentes, al ETOSS y a la propia empresa concesionaria, y han solicitado la intervención del Defensor del Pueblo de la Nación con el aval de millares de firmas.

Pero a veces se ven compelidos a ciertas medidas de fuerza. Entre los damnificados están aquellos que acuciados por la necesidad violan el precinto de corte de agua potable o los que en un esfuerzo ulterior tratan de renegociar la deuda mediante nuevos compromisos de pago, que pronto se tornan también inaccesibles. Aguas Argentinas implementa entonces medidas aun más drásticas: el “corte profundo”, retirando cañerías. En esa situación se encuentran vecinos de Castelar e innumerables casos en Villa Tesei. No todos aceptan sumisos el corte: hubo ocasiones en las que la cuadrilla tuvo que retroceder, y no precisamente por medios pacíficos. Frente al domicilio de calle Curuchet 1853, por ejemplo, un operario de la empresa intentó dirimir el conflicto a punta de navaja.

El 29-11-2000 en el partido de Almirante Brown los vecinos vieron que una cuadrilla de AASA (o un subcontratista) empezaba a trabajar frente a una de las casas. Varios vecinos increparon a los trabajadores, que les dijeron que se trataba de la instalación de un venteo de control. Pero el artefacto resultaba un tanto extraño y los vecinos insistieron. Finalmente pudieron comprobar que se trataba de un novedoso cepo, un ingenio mecánico sencillo pero eficaz. Tiene como objetivo bloquear la salida de los efluentes cloacales domiciliarios hacia la red en caso de impago. Al afectado solo le queda recoger los efluentes en baldes y arrojarlos a la calle. También en este caso la acción perentoria de los vecinos impidió la concreción del corte.

En la localidad de Villa Sarmiento, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, las familias pagan la correspondiente factura por el uso del agua corriente cada dos meses. El pago promedio oscila entre los 25 y 35 pesos. Pero ¿puede la gente de Villa Sarmiento beber el agua que sale de sus canillas? No. Desde hace 6 meses el agua tiene un sabor amargo y un fuerte olor a “cloro o lavandina”. No sólo eso: cada tanto, el chorro de agua es turbio; “sale marrón”.

Por esta razón, los 21.432 habitantes1 se ven obligados a la compra de bidones de agua embotellada, además de pagar religiosamente su factura.

Soluciones vecinales

Las entidades vecinales van acumulando profusa documentación administrativa y científica. Recurren a institutos, universidades, revistas especializadas, Internet y, en algunos casos, forman sus propios especialistas. Es por ello que en términos conceptuales y cualitativos, la gente tiene bien definidas las soluciones, mediatas y de emergencia, adecuadas al interés general. No por casualidad las propuestas de estas instituciones coinciden con las opiniones de expertos del prestigio académico de Jorge Santa Cruz, del Instituto Nacional del Agua, o Miguel Auge, de la Universidad de Buenos Aires. Ambos consideran el sistema hidráulico del gran Buenos Aires como interconectado, tesis de la que se desprende que para deprimir las napas hay que volver a extraer agua directamente del Puelches –como hacía hasta hace una década la ex Obras Sanitarias de la Nación– purificando allí donde haga falta.

Es por esta razón que la negativa del concesionario a bombear agua directamente del acuífero Puelches es tomada con suspicacia por algunos pobladores. El Puelches es uno de los depósitos de agua de óptima calidad más grandes del país, del que se extraen varias de las llamadas “agua mineral”. Algunos vecinalistas sospechan que la multinacional concesionaria estaría reservando el agua del Puelches, para el negocio de exportación en un futuro mediato.

Además de enfrentar todos los problemas señalados (tarifarios, incumplimientos, contaminaciones, humedades, etc.), alguna gente vive una especie de cruzada ecológica de defensa del Puelches aun a sabiendas de que hay partes con contaminación de nitratos. Es que el agua potabilizada importada del Río de la Plata posee un fuerte gusto a cloro que hiere el paladar de estos pobladores, acostumbrados a consumir un agua de la calidad de ese acuífero.

  1. Cifra estimada a junio de 2000 por la Coordinadora de Estadísticas de Morón.
Autor/es Arnol Kremer
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 26 - Agosto 2001
Páginas:11
Temas Desarrollo, Neoliberalismo, Privatizaciones
Países Argentina