Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Tecnologías y desarrollo

Si según lo previsto Estados Unidos recluta en los próximos años en la India alrededor de 100.000 programadores de informática, la pérdida para ese país se elevaría a 2.000 millones de dólares anuales… Al proponer "gravar con impuestos la fuga de cerebros", el XI Informe Mundial sobre Desarrollo Humano 1 ordenado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) recuerda que los progresos técnicos sólo son válidos si se los coloca al servicio de la humanidad. * Sakiko Kukuda-Arr, "Mettre les nouvelles technologies au service du développement humain", Rapport mondial sur le développement humain 2001, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Nueva York, De Boeck & Larcier, Paris, Bruselas, julio 2001.

En el prefacio, Mark Malloch Brown, administrador del PNUD, llama a una nueva asociación entre ciencia y desarrollo. “Lo mismo que la educación, la tecnología es el motor, y no sólo la consecuencia, de una mejoría en las condiciones económicas y sociales”.

Cuando baila en brazos del mercado, la ciencia ya no sabe responder a las necesidades esenciales.

Por una parte, las patentes no incitan a desarrollar productos para los cuales no hay una demanda solvente. Por otra, una especie de “precio global” impide a las poblaciones pobres beneficiarse con los descubrimientos. De manera que hay que sustituir al mercado por un nuevo caballero capaz de conducir la investigación por la pista del “bien público global”.

El informe abunda en propuestas para reducir las desigualdades de acceso a las tecnologías. Una aproximación novedosa podría ser la de “promesas de compra”. “En 1714 el gobierno británico ofrecía 20.000 libras esterlinas, una fortuna en esa época, a quien concibiera un sistema de medición de la longitud del mar. Así fue como en 1735 el relojero e inventor John Harrison lograba el cronómetro marítimo de extrema precisión, que le permitió ganarse el premio”. Si un fondo mundial o regional propusiera comprar para millones de pacientes un medicamento contra el paludismo, no hay duda de que la industria farmacéutica reencontraría su vocación inicial…2

El informe se interesa también por dos cuestiones consideradas indisociables: la gestión del riesgo tecnológico y la definición de las prioridades en investigación. “Los debates sobre las tecnologías emergentes tienden a reflejar las preocupaciones de los países ricos. (…) Tal vez el libro electrónico sea vivido como una amenaza por los empleados de las grandes casas editoras en el mundo, pero podría ser una bendición para los programas educativos en los países pobres”. Con un espíritu más polémico, el informe aboga a favor de un importante esfuerzo de investigación pública que apunte a crear nuevas variedades agrícolas, incluso mediante modificaciones genéticas, para aportar complementos nutritivos y una productividad más elevada a los campesinos pobres del Sur. No hay que descuidar los riesgos del medio ambiente, pero entonces, ¿no deberían entrar también en la ecuación los potenciales beneficios para los más pobres?

  1. Sakiko Kukuda-Arr, “Mettre les nouvelles technologies au service du développement humain”, Rapport mondial sur le développement humain 2001, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Nueva York, De Boeck & Larcier, Paris, Bruselas, julio 2001.
  2. Para organizar el financiamiento de software libre Chris Rasch propone un mecanismo equivalente. Ver "The Wall Street Performer Protocol: Using Software Completion Bonds To Fund Open Source Software Development", First Monday (revista de Internet) junio 2001, http://firstmonday.org/
Autor/es Philippe Rivière
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 26 - Agosto 2001
Páginas:32
Traducción Marta Vassallo
Temas Internet, Mundialización (Cultura), Tecnologías, Desarrollo