Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Recuadros:

Argentina, un caso de manual

Con motivo de los graves sucesos que conmovieron al país en diciembre pasado, la Asociación por una Tasa Tobin de Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC) de Francia, emitió el 24-12-01 la siguiente declaración.

ATTAC Francia expresa su solidaridad con ATTAC Argentina y con todo el pueblo argentino que sufre en carne propia las políticas tan incompetentes como criminales llevadas a cabo desde hace largos años por la dictadura militar y los tres presidentes civiles sucesivos, bajo la tutela del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lamentablemente, la situación catastrófica en la que se encuentra Argentina no representa una sorpresa: se la preveía desde hace rato porque la deuda pública de este país –cuya mayor parte no ha sido contraída para servir al pueblo– es evidentemente imposible de devolver: ¡entre 1976 –comienzo de la dictadura militar– y 2001, se vio multiplicada por 16, pasando de 8 a 132 mil millones de dólares! Al mismo tiempo, la fuga de capitales, particularmente del dinero sucio de la masiva corrupción practicada por los militares responsables del asesinato de 30.000 personas, los medios dirigentes –con el ex presidente Menem y su entorno mafioso a la cabeza– y la gran burguesía ligada a las multinacionales y a las finanzas internacionales, alcanza los 120.000 millones de dólares.

Durante el mismo período de 25 años –1976-2001– Argentina, a quien se le impusieron indebidamente deducciones periódicas, se vio imponer todos los sacrificios para devolver 200.000 millones de dólares, 25 veces lo que debía en 1975. Sin embargo, no se liberó de su endeudamiento, que creció incesantemente, ya que el país debía endeudarse para pagar los intereses. Nos encontramos ante un caso modelo de mecanismo perverso, en marcha en muchos países, de transferencia de riquezas del Sur hacia los acreedores del Norte.

Los gobiernos argentinos siguieron al pie de la letra, desde hace mucho tiempo, las exigencias del “consenso de Washington” y aplicaron todas las medidas de ajuste estructural dictadas por el FMI: liquidación de las empresas nacionales; destrucción de los servicios públicos; total apertura comercial (responsable de la ruina de miles de pequeñas y medianas empresas), etc. Resultado: una desocupación que alcanza el 30%, un tercio de la población (14 millones de personas) que vive bajo el nivel de pobreza.

Este balance catastrófico constituye en sí mismo un acta de acusación contra las lógicas de la mundialización liberal, aplicadas a un país que supo estar entre los más ricos del mundo. Pero a la hora de las cuentas el FMI se escabulle y hace gala incluso de su “inocencia”, cuando sostuvo activamente a la dictadura argentina y, hasta los últimos tiempos, ¡citaba a Argentina como uno de sus mejores alumnos! En particular, no le alcanzaban los elogios para la paridad cambiaria entre el peso y el dólar –que se reveló desastrosa para la economía del país– impuesta por el ministro de los presidentes Menem y De la Rúa: Domingo Cavallo, también en su momento presidente del Banco Central bajo el gobierno militar y consagrado “héroe de la economía liberal” por el New York Times en marzo de 2001.

ATTAC Francia se declara totalmente solidario con ATTAC Argentina y con todas las fuerzas sociales de este país comprometidas en la lucha contra la mundialización neoliberal que la desangró. Esta Asociación reclama:

1. la liberación de todas las personas encarceladas desde la proclamación del Estado de Sitio por el ex presidente De la Rúa;

2. el enjuiciamiento de los dirigentes políticos responsables de la muerte de 27 personas y de las heridas de otras 100;

3. una investigación internacional sobre los haberes argentinos en el extranjero, con el levantamiento del secreto bancario;

4. la anulación de la deuda pública de este país –más que reintegrada– así como también la de muchos otros, que se encuentran en el mismo caso.

Al respecto, hace notar que Hubert Védrine, ministro de Relaciones Exteriores francés, denunció “los errores de las instituciones financieras internacionales” y sus “exigencias desmesuradas”. Por lo tanto, ATTAC espera del gobierno francés que ponga sus actos en conformidad con sus palabras y asuma una iniciativa pública de desaprobación de las políticas del FMI, en cuyo Consejo ocupa un escaño permanente.

ATTAC Francia presentará estas demandas tanto ante la embajada argentina en Francia como ante el gobierno francés.

París, 24 de diciembre de 2001

Asesoramiento gratuito a damnificados

El presidente de CAUSA, el economista Manuel Herrera, nos ha hecho llegar el siguiente comunicado:

“Desde que el Estado argentino perdió el crédito externo, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, en conducta solo explicable por motivaciones personales, se empeñó en continuar el imposible cumplimiento de las obligaciones de la deuda externa. Con ese propósito, él y sus principales colaboradores (…), ejecutaron operaciones altamente perjudiciales para el Estado, los particulares y la confianza pública, que provocaron la corrida bancaria que impulsó la incautación de depósitos.

Sólo para referirnos a dos de estas operaciones (…), indicamos las que siguen:

a) Por distintas operaciones, y por disposiciones emanadas u originadas en el ministerio de Economía, el Estado fue tomando los pesos acumulados en distintas inversiones realizadas por la AFJP. Con estos pesos, depositados en el sistema financiero, fueron adquiriendo divisas de las reservas del Banco Central y las giraron al exterior. Es decir que, simultáneamente, iban reduciendo tanto el nivel de las reservas del BCRA como el de los depósitos en el sistema financiero (…).

b) A través de una operación que utilizó como puente al Banco de la Nación Argentina –en forma por demás irregular– el Banco Central realizó una operación vedada: prestó reservas al ministerio de Economía para que éste las remitiera en pago al exterior. Estos hechos tomaron estado público y resintieron aún más la confianza en el sistema (…).

Los nombrados omitieron tomar medidas para evitar la fuga que ellos mismos habían provocado y así fue como se perdieron 17.000 millones de dólares de reservas (…).

Finalmente, los últimos fondos disponibles de las AFJP, que no estaban comprometidos en préstamos al Estado, se debieron dirigir a suscribir Letes emitidas por el gobierno para que éste pudiera pagar las Letes en poder de los bancos que vencían en el mismo momento. Si se tiene en cuenta que los bancos son los dueños de las AFJP y que éstas administran fondos de terceros (sus afiliados) se comprende la magnitud del escándalo: los bancos cobraron sus créditos contra el Estado insolvente haciéndose pagar con los dineros de terceros que administraban las AFJP, propiedad de esos mismos bancos.

Todas estas operatorias, a las cuales debería adicionarse el megacanje –operación que determinó tasas de interés verdaderamente escandalosas y pagos de comisiones de 150 millones de dólares– generan una responsabilidad directa personal de los indicados (artículo 1.112 del Código Civil), que podrían tener que indemnizar de los daños y perjuicios causados al Estado y a los particulares con su propio patrimonio. Así, los millones de argentinos cuyos fondos han quedado atrapados en los bancos con los perjuicios consiguientes, y con el riesgo de que se devalúen sus ahorros, más los también millones cuyas tenencias en las AFJP han quedado severamente perjudicadas (desde junio de este año el perjuicio posiblemente alcance a los 5.000 millones de dólares), con lo cual verán afectada su jubilación futura, pueden accionar por indemnización de daños y perjuicios contra el Estado y simultáneamente contra los indicados miembros del anterior equipo económico que deberían responder con su propio patrimonio.

Nuestra organización, CAUSA, está asesorando en forma totalmente gratuita a los afectados para que adopten medidas conservatorias de sus derechos. Este asesoramiento puede solicitarse por medio de correo electrónico a (manuelherrera@fibertel.com.ar), o por carta a CAUSA, Avenida Santa Fe 2653, 3er. piso, Buenos Aires. Estamos asistiendo a cerca de 4.000 personas en forma totalmente gratuita y así hemos podido constatar circunstancias verdaderamente dramáticas que se generan a partir de la imposibilidad de las personas de disponer de su dinero. En cerca del 50% de los casos, los ahorros provienen de indemnizaciones de despido”.

Buenos Aires, 25 de diciembre de 2001


Algunos artículos publicados

-El saqueo de las jubilaciones, por Jorge Beinstein y Mario D. Lorenzo,

diciembre de 1999.

-El precio de la convertibilidad, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno, febrero

de 2000.

-Moderna condena de Sísifo, por Salvador María Lozada, junio de 2000.

-La deuda externa, un proyecto político, por Alfredo Eric Calcagno y Eric

Calcagno, junio de 2000.

-Alternativas al neoliberalismo, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno,

julio de 2000.

-Destrucción de las economías provinciales, por Alejandro B. Rofman, agosto

de 2000.

-Es necesario y posible salir del desastre neoliberal, por Jorge Beinstein,

diciembre de 2000.

-Los granos a los barcos… ¿y los chacareros, a dónde?, por Walter A. Pengue,

diciembre de 2000.

-¿Cuánto tiempo le queda al modelo?, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno, enero de 2001.

-Un gran país devenido un casino, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno,

marzo de 2001.

-Crisis de régimen en Argentina, por Jorge Beinstein, abril de 2001.

Argentina, paraíso bancario, por Ana Ale, mayo 2001.

-Ganar dinero endeudando empresas, por Pablo Maas, mayo 2001.

-Modelo argentino, tercer acto, por A. E. Calcagno y E. Calcagno, junio de 2001.

-¿Por qué no una moratoria?, por A. E. Calcagno y E. Calcagno, agosto de 2001.

E-l gobierno argentino quiere pagar, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno,

septiembre de 2001.

-Entre la economía y la nada, por Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno, noviembre

de 2001.

-La deuda externa y la Constitución, por Salvador María Lozada, diciembre de 2001.

-Ajuste, reestructuración y crisis del agro, por Miguel Teubal y Javier Rodríguez,

diciembre de 2001.


Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 31 - Enero 2002
Páginas:7
Temas Desarrollo, Deuda Externa, Mundialización (Economía), Neoliberalismo, Nueva Economía, Justicia Internacional, Estado (Política), Movimientos Sociales
Países Argentina