Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Prosperidad. Por un crecimiento con equidad en el siglo XXI

De Barry Bluestone y Bennett Harrison

Editorial:
Fondo de Cultura Económica
Cantidad de páginas:
336
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Septiembre de 2001

Curioso: los economistas que en Estados Unidos están a la vanguardia de la defensa del sistema, recomiendan abandonar la receta globalizada que su Gobierno predica y tantos países acatan. Mientras en Argentina avanza la sumisión al déficit cero, Bluestone y el fallecido Harrison, con fundamento científico y bibliografía amplia, desacreditan los esquemas de caja que tienen el superávit por meta y las tasas de interés por principio rector. Un repaso de la historia del pensamiento económico, reflexiones sensatas sobre series estadísticas y la abundancia de notas aclaratorias tan ricas como el texto central amenizan la obra que evidencia, además, una traducción muy bien cuidada. Desafiando las opiniones dominantes, hablan de un nuevo modelo donde la tecnología es el motor de un crecimiento sostenido. En la vieja y vigente doctrina, la rueda es el capital financiero y los autores demuestran hasta dónde puede impulsar con equidad un tren que viene marcha atrás.

Tal vez la herejía de los distinguidos profesores haya nacido con una pregunta: ¿cómo hacer para que la economía crezca y derrame sin desigualdades la mayor riqueza?

La respuesta surgió de una antinomia. Wall Street versus Main Street. Equilibrar el presupuesto o invertir en capital humano, investigación y desarrollo. Adorar la renta financiera o fomentar un incremento de la demanda. Para aceptar el eclipse del esplendor conviene insistir con el modelo Wall Street. Para despegar y volver “a los dulces sueños” del progreso “americano”, los autores sugieren cambiar de calle con todo lo que el cruce implica: una política expansionista de la Reserva Federal, la regulación de “la especulación mundial” y la reforma institucional del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Programas activos que apunten al avance tecnológico antes que a controlar la inflación, un Estado comprometido en invertir en educación, elevación de salarios y sindicatos más fuertes, son los rasgos de la nueva teoría con reminiscencia keynesiana. Bluestone y Harrison están hablando de “una sociedad más justa”. Es una opción y no la única; por eso señalan que el viraje hacia una prosperidad equitativa es sobre todo una decisión de alta política.

Autor/es de esta reseña Ana Ale
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 29 - Noviembre 2001
Temas Desarrollo, Deuda Externa