Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Les historiens allemands relisent la Shoah

De Dominique Vidal

Editorial:
Complexe
Cantidad de páginas:
288
Lugar de publicación:
Bruselas
Fecha de publicación:
Enero de 2002

Dejemos de lado la pequeña banda abyecta de negadores de la Shoah. Supongamos que diez historiadores escrupulosamente honestos parten de los mismos documentos y archivos: escribirán diez libros diferentes uno de otros. Uno pondrá el acento en la voluntad de crear un espacio demográfico totalmente renovado, judenrein, donde los eslavos no serán más que servidores del pueblo de los Señores; otro insistirá en la asimilación entre judíos y bolcheviques; otro más pondrá de relieve la continuidad entre el boicot a las empresas judías de abril de 1933, mientras que otros estimarán que en diciembre de 1941, con la práctica nueva de exterminación por gas en Chelmno, se produce un giro en lo que concierne a la destrucción de judíos del Este. Hitler mismo era un adepto de la continuidad. Desde el 30 de enero de 1939 “profetizó”, en caso de guerra, “el exterminio de la raza judía en Europa”; tema al que se referirá en repetidas ocasiones, durante la guerra, pero desplazando la fecha de manera tal que coincidiera con el comienzo de las hostilidades.

No son libros lo que falta en esta materia. Una nueva obra del historiador estadounidense Christopher Browning, el autor de Hommes ordinaires (1); y el mismo editor anuncia Politique nazie, travailleurs juifs, tuers allemands. En Estados Unidos y en Israel, en Francia, en Inglaterra, en Italia, los historiadores se han puesto a trabajar. De este trabajo han salido libros hoy clásicos, el más célebre de los cuales es la obra de Raul Hilberg, La destruction des juifs d’Europe(2).

Muchas de estas obras han sido traducidas, pero la historiografía alemana, sobre todo reciente, de autores con menos de 50 o aun 40 años, es todavía largamente desconocida.

Dominique Vidal, redactor jefe adjunto de Le Monde diplomatique, ha querido llenar esa laguna. Su libro Les historiens allemands relisent la Shoah resume los millares de páginas escritas por jóvenes historiadores y cubre un campo inmenso, desde las perspectivas más variadas. Dominique Vidal ha tenido una difícil tarea: resumir cronológicamente una historia que ha sido problematizada de manera extraordinariamente diversificada.

Todo en el libro de Vidal es interesante. Si hubiera que elegir, se aconsejaría al lector leer primero los dos capítulos finales. El anteúltimo trata de la Galizia oriental, zona donde habitaban a la vez polacos, bielorrusos y judíos. El último capítulo está consagrado a una obra que manifiestamente es necesario traducir, la de David Bankier, L’Opinion publique dans l’Etat de Hitler. Leer a Dominique Vidal es la mejor respuesta a las afirmaciones brutales de Goldhagen. Sí, muchos alemanes sabían. Tanto sabían, que no se han sentido muy emocionados por las revelaciones sobre Katyn, probablemente porque se trataba de polacos, y también porque ellos sabían que sus propios soldados se habían comportado peor.

1 Belles Lettres, París, 1994.

2 Fayard, París, 1988.

Autor/es de esta reseña Pierre Vidal-Naquet
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 34 - Abril 2002
Temas Historia