Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

A los pueblos, ciudadanos/as y gobiernos de Bolivia y Chile

Santiago / La Paz, 19 de marzo del 2004

 

"Los estudiantes, cada 23 de marzo se vuelcan a buscar (mi libro) Puerto imposible. Claro, devuelven inmediatamente el libro cuando se dan cuenta que no tiene nada que ver con el mar boliviano"

Antonio Terán Cabero,

La Prensa, febrero, 2004.

 

"Bolivia pide un puerto ¿Hay algo más lógico?"

Vicente Huidobro, ‘Un puerto a Bolivia’,

La Opinión, Santiago, 1938.

Un país es como un país: único, sorprendente, inigualable. Pero si no cultiva su vecindancia se expone a ser devorado por la prepotencia del más fuerte. Traduciendo: si Sudamérica no afianza sus vínculos como región en el actual escenario mundial, nos arriesgamos a no ser más que un apéndice de los bloques dominantes en la emergente "aldea global". No es extraño, entonces, que ante el in/actual diferendo entre Bolivia y Chile, que remite a una historia guerrera del siglo XIX, distintos gobiernos de países latinoamericanos hayan manifestado su preocupación y la disposición a ofrecer sus buenos oficios para desatar un nudo ciego que, de no destrenzarse con destreza y mirada de largo plazo, no haría sino enturbiar las posibilidades de una Sudamérica regionalmente cohesionada.

Más claro: Chile y Bolivia no sólo comparten un "pasado" de encuentros y desencuentros sino también deseos e intereses comunes de cara al porvenir.

Las y los abajo firmantes, ciudadanas y ciudadanos de Bolivia y de Chile, escritoras y escritores, artistas, académicos, docentes e investigadores, mediante esta carta llamamos a los pueblos, ciudadanos/as y gobiernos de Chile y de Bolivia a:

1. Iniciar desde ya conversaciones a todo nivel (no sólo entonces de carácter intergubernamental sino también en el ámbito de lo que sólo hasta ayer llamábamos sociedad civil), destinadas a alcanzar un nuevo acuerdo satisfactorio para ambas partes.

2. Un acuerdo satisfactorio para ambas partes -es nuestra "hipótesis" (pero esto es precisamente lo que habrá de ser refrendado o modificado en los encuentros por venir)-, implica al menos, por un lado, concordar un acceso soberano de Bolivia al océano Pacífico que no divida el territorio chileno y, por otro, asentar las bases para un desarrollo duradero y equitativo del norte de Chile, el occidente de Bolivia y el sur del Perú.  

Sabemos que alcanzar un nuevo acuerdo en estas materias no es cosa fácil ni tarea de un día ni responsabilidad de unos pocos. El centenario extrañamiento y desconocimiento mutuo y, sobre todo, la pervivencia de acendrados narcisismos nacionales miopes, y muchas veces agresivos, son acaso las mayores dificultades que ha de enfrentar la posibilidad de arribar a un acuerdo. Hay demasiados prejuicios y caricaturas por deshacer, excesivo chovinismo por desmontar y mucha mirada cortoplacista por interrogar. En todo ello, sin embargo, habremos de persistir, pues así como las fronteras pueden ser espacios fecundos de encuentro en la diferencia, así también las identificaciones (nacionales y regionales) pueden constituir una posibilidad fructífera de cohesión en la diversidad y otro nombre de la solidaridad ante la adversidad. Que esto sea así, es decir, que las fronteras no se conviertan en mecanismos de exclusión, aislamiento o encierro, y que las identificaciones no se transformen en signos de desprecio y agresividad hacia los demás, es responsabilidad de todos y de cada cual, pero acaso en ello nos cabe una responsabilidad especial a quienes desde distintas tradiciones imaginamos y anticipamos la(s) cultura(s) por venir.

No somos los primeros en alentar un acuerdo conveniente para los países involucrados en este diferendo in/actual -que siempre ha trascendido la coyuntura, pero que nunca habrá dejado de ser urgente. Lo indican a las claras los epígrafes de Vicente Huidobro y de Antonio Terán Cabero que anteceden. Y estamos seguros que tampoco seremos los últimos, porque lo que está en juego, a fin de cuentas, más allá de los exabruptos de la hora, es el horizonte de nuestra irrevocable sureña convivencia.

Firmas de Bolivia

Jorge Abastoflor F. (cientista político)

Zacarías Alavi (lingüista)

Tatiana Alvarado T. (investigadora, crítica)

Andrea Arenas (comunicadora)

Virginia Ayllón (escritora)

Moira Bailey (escritora)

Franz Xavier Barrios (economista)

Magela Baudoin (comunicadora)

Claudia Benavente (comunicadora)

Martha Cajías (artista plástica)

Alfredo Calvimontes (escritor)

Hernando Calla (educador)

Ricardo Calla (sociólogo)

Magalí Camacho (catedrática)

Jenny Cárdenas (cantautora)

Benjamín Chávez (poeta)

Marcela de la Fuente (ingeniero)

Ivonne Farah (economista, investigadora)

Franklin Farell (escritor)

Claudio Ferrufino- Coqueugniot (escritor)

Franco Gamboa (sociólogo)

Oscar García (músico y poeta)

Ana María Grisi (escritora)

Wálter Guevara Anaya (filósofo)

Miguel Hernández Dips (cientista político)

Mariana Lacunza (crítica, escritora)

Cecilia Lanza (comunicadora, escritora)

Félix Layme (lingüista)

María Teresa Lema (investigadora, crítica)

Marcos Loayza (cineasta)

Juan MacLean (poeta)

Elizabeth Machicao (consultora en educación)

Guillermo Mariaca (investigador, crítico)

Gonzalo Mendieta (abogado)

Cé Mendizábal R. (escritor)

Alejandro F. Mercado (economista)

Rolando Morales (economista)

Diego Murillo B. (cientista político)

Edmundo Paz Soldán (escritor)

Raúl Peñaranda (comunicador, escritor)

Susana Peñaranda (socióloga)

Ana Rebeca Prada (investigadora, crítica)

Juan Carlos Orihuela (poeta y músico)

Rodolfo Ortiz (poeta, psicólogo)

Eduardo Quintanilla (abogado, fotógrafo)

Aurora Quinteros (lingüista)

Juan  Carlos Ramiro Quiroga (poeta)

Puka Reyes Villa (activista cultural)

Francisco José Ríos (arquitecto)

Julio Ríos Calderón (periodista)

Giovanna Rivero (escritora)

Omar Rocha Velasco (escritor)

María J. Rodríguez (comunicadora)

César Rojas Ríos (sociólogo)

Gonzalo Rojas Ortuste (politólogo)

Raquel Romero (cineasta)

Claudio Rossell (comunicador)

Pablo Rossell Arce (economista)

Fernando Salazar P. (abogado e historiador)

Mauricio Souza (crítico, escritor)

Pedro Susz (crítico, cineasta)

Hugo José Suárez (sociólogo)

Paul Tellería Antelo (escritor, psicólogo)

Diego Tórrez Peñaloza (cineasta, poeta)

Erick Torrico Villanueva (comunicador)

Mauricio Torrico (economista, abogado)

Camila Uriona (escritora, crítica)

Armando Urioste (cineasta)

Rubén Vargas (poeta, crítico)

Walter I. Vargas (crítico, escritor)

Marcelo Varnoux (cientista político)

Katia Velarde (abogada)

Ivanna Vega (comunicadora)

Oscar Vega López (economista)

Sergio Vega (diseñador gráfico)

Alejandro Zárate Bladés (actor, cineasta)

Francesco Zaratti (físico)

 

Firmas de Chile

Constanza Acuña (historiadora

del arte)

Nicolás Acuña (cineasta)

Andrés Anwandter (poeta)

Juan Araos (filósofo)

Andrés Ajens (poeta)

Domingo Asún (psicólogo)

José Aylwin (abogado)

Pablo Azócar (escritor)

Javier Bello (poeta)

Carmen Berenguer (poeta)

Soledad Bianchi (escritora, crítica)

Pascale Bonnefoy (periodista)

Erich Breuer (cineasta)

Eugenia Brito (poeta, crítica)

Roberto Brodsky (escritor)

Manuel Canales (sociólogo)

Matías Cociña (poeta)

Jaime Collyer (escritor)

Alejandra Costamagna (escritora)

Javier Couso (abogado)

José A. Cuevas (poeta)

Víctor H. de la Fuente (periodista)

Gonzalo de la Maza (sociólogo)

Gonzalo Díaz (artista visual)

Francisco Estévez (historiador)

Diamela Eltit (escritora)

Soledad Falabella (literata)

Soledad Fariña (poeta)

Martín Faunes (escritor)

Rita Ferrer (comunicadora)

Antonio Gil (poeta, narrador)

Andrés Godoy (músico)

Andrea Goic (artista visual)

Felipe González (abogado)

Olga Grau (filósofa)

Jorge Guzmán (escritor)

Elvira Hernández (poeta)

Martín Hopenhayn (filósofo)

Jaime L. Huenún (poeta)

Margarita Iglesias (historiadora)

Pedro Lemebel (escritor)

José L. Martínez (antropólogo)

Sergio Medina (poeta)

Marcelo Mendoza (periodista)

Nibaldo Mosciatti (periodista)

Tomás Moulián (sociólogo)

Nancy Nicholls (historiadora)

Marcelo Novoa (poeta, crítico)

Guillermo Núñez (pintor)

Sergio Parra (poeta)

Nadia Prado (poeta)

Raquel Olea (escritora, crítica)

Eliana Ortega (escritora)

Rafael Otano (periodista, escritor)

Armando Roa (poeta)

Sergio Rojas (filósofo)

Eduardo Sabrovsky (filósofo)

Cecilia Sánchez (filósofa)

Leonardo Sanhueza (poeta)

Guadalupe Santa Cruz (escritora)

Jesús Sepúlveda (poeta)

Bernardo Subercaseaux (escritor)

William Thayer (filósofo)

Anita Tijoux (músico)

María E. Tijoux (socióloga)

Wilson Tapia V. (periodista)

Sergio Trabucco (cineasta)

Iván Trujillo (filósofo)

Malú Urriola (poeta)

Jaime Valdivieso (escritor)

Alejandra Vega (historiadora)

Cecilia Vicuña (poeta y art. visual)

Miguel Vicuña (filósofo, escritor)

Carlos Vignolo (ingeniero)

Claudio Yaconi (escritor)

Eduardo Yentzen (periodista)

Faride Zerán (periodista)  

 

 

 

Publicado en Artículos locales de la edición Chile
Edición Abril 2004
Temas Economía., Genoma Humano, Geopolítica, Sociedad
Países Bolivia, Chile