Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Recuadros:

Hacia el Foro Social Chileno

Durante la última semana de septiembre ya sumaban más de sesenta las actividades inscritas para el Foro Social Chileno que se realizará los días 19, 20 y 21 de noviembre en Santiago. Las organizaciones del FSCh preveían la necesidad de ampliar el plazo hasta el 15 de octubre como máximo para dar oportunidad, sobre todo a las regiones apartadas del país, de participar con su propuesta en este encuentro que será desarrollado en paralelo a la cumbre de la Apec.

Junto al trabajo preparatorio del programa y de la metodología participativa, los esfuerzos también se concentran en la preparación de la marcha que inaugurará el FSCh, prevista  para el viernes 19 de noviembre. Ella también servirá para que la ciudadanía exprese su repudio a la presencia de George Bush y todo lo que representa: la política neoliberal que impone discriminación y desigualdad social y que acuna la reunión de la Apec en su máxima expresión.

En función del legítimo derecho a que la ciudadanía se exprese en forma masiva, creativa y pacífica, el FSCh ha solicitado los permisos correspondientes en la Intendencia de Santiago que permita recorrer la principal arteria de la capital: por la Alameda desde la Plaza Los Héroes hasta Plaza Italia, sector donde terminará en un acto artístico para sellar la inauguración del Foro

Sedes del Foro

En paralelo, la comisión encargada de la infraestructura y recursos que garanticen la realización y éxito de los debates, paneles y seminarios del FSCh ha asegurado que éste se desarrolle en instalaciones cercanas a la Plaza Italia, en el corazón mismo de la capital chilena. Las actividades serán realizadas en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (Condell con Providencia), el Museo Vicuña Mackenna (en la avenida del mismo nombre, a sólo metros de la Plaza Italia, metro Baquedano) y en el Centro Cultural Alameda, donde habrá una muestra de cine en un ciclo que comenzará dos días antes del FSCh.

Hasta ahora, las organizaciones adheridas al FSCh suman más de 150 (ver nómina completa en (www.forosocialchileno.cl). Entre ellas están incluidas organizaciones históricas, ONGs, movimientos ciudadanos, de mujeres, de defensa de los derechos humanos, de la diversidad cultural, pueblos originarios, defensa y promoción de los derechos de los niños y jóvenes, organizaciones medioambientales, de consumidores, sindicales, estudiantiles, promotores de la no violencia activa, medios de comunicación comunitarios, altermundialistas, y muchas otras.

El FSCh ha realizado sus trabajos a través de asambleas abiertas, practicando la democracia participativa, tejiendo una amplia red horizontal, sin jerarquías, sin generar cuotas de poder en disputa, creando espacios de debates y de resolución de controversias. Es la apuesta de que otra forma de construir es posible.

El FSCh ha tenido como antesala el desarrollo de foros regionales y temáticos, en Copiapó, Valdivia, Puerto Montt, La Serena, Coquimbo, Concepción y la Araucanía, mientras se organizan colectivos preparatorios del Foro Social Chileno en Chiloé, Valparaíso y Chillán. Han sido autogestionados, respondiendo a sus dinámicas e intereses locales que compartirán con el resto del país.

Voluntarios y Memoria

Mientras los organizadores desarrollan múltiples actividades de difusión del FSCh, como las acciones de arte, fiestas y actos que emprende la Comisión de Cultura, un grupo de voluntarios y voluntarias se capacitan para resolver los requerimientos logísticos del evento. El sábado 25 de septiembre se realizó su primera reunión donde quedaron conformados los primeros equipos que estarán encargados de atender a la prensa acreditada, distribuir las salas, inscribir e informar a los participantes, auxiliar las necesidades médicas, distribuir los programas, recoger la información de las actividades y contribuir con creatividad al desarrollo pacífico de la marcha inaugural . El FSCh prepara una "Minga Informativa", que agrupará a periodistas y comunicadores de los colectivos que pertenecen al Foro, encargados de realizar la cobertura de los trabajos durante los tres días del evento. Para ello, Radio Tierra hará transmisiones en directo a una red de estaciones comunitarias, mientras las páginas web de los movimientos participantes se han asociado para colocar información en línea disponible para lectores y otros medios de comunicación. Otra comunicación es posible.

Entre los equipos de voluntari@s habrá uno dedicado a llenar fichas con información específica sobre cada una de las actividades del FSCh. Simultáneamente, ha sido diseñada una encuesta para cada uno de los participantes. Con ambas herramientas, un grupo de especialistas -y tras cruzar los datos de las fichas- elaborarán la "Memoria del Foro Social Chileno", la que será publicada en un libro que recogerá esta primera experiencia.

Para adherir al Foro Social Chileno, inscribir actividades, ofrecerse
como voluntario, etc, ver
www.forosocialchileno.cl o escribir a: secretaria@forosocial

Las operaciones comunicacionales de la APEC y el Foro Social Chileno

Ramis, Álvaro

A medida en que se acerca la cumbre de la APEC, los más poderosos medios de comunicación chilenos se han lanzado a editorializar en torno a temáticas ligadas a la seguridad de ese evento, y a demonizar por anticipado las manifestaciones ciudadanas que en esa fecha expresen la disidencia de la sociedad civil chilena frente a las políticas de la globalización neoliberal.

Esta estrategia comunicacional pretende desarrollar el efecto "profecía autocumplida". Es decir, a fuerza de repetir y afirmar por doquier que algo va a pasar, logran que eso finalmente termine ocurriendo. En este caso, estos medios de comunicación han desatado un espiral de paranoia policial y de temor generalizado que cumple objetivos políticos muy evidentes:

El primer objetivo de esta campaña comunicacional es desviar la atención sobre el debate y los temas de la cumbre APEC. El énfasis que se otorga al número de carabineros o militares desplegados y la abundante cantidad de artículos y notas televisivas dedicadas a las políticas de seguridad, sin duda establecen la mejor de las cortinas de humo a las negociaciones y acuerdos de una cumbre que se
realiza de espaldas a la ciudadanía y en una alarmante falta de transparencia.

En segundo lugar, esta campaña pretende demonizar la disidencia. Y en particular, busca invisibilizar al Foro Social Chileno. ¿Y porqué temer a esta iniciativa? Principalmente porque este proyecto es la más relevante articulación que las organizaciones y movimientos sociales chilenos han logrado fraguar desde la Asamblea de la Civilidad, a mediados de los años ochenta. Lograr vincular a más de ciento cincuenta organizaciones, de la más variada procedencia y perspectiva, es un acontecimiento muy nuevo pero de insospechadas consecuencias ¿Cómo neutralizar esta iniciativa? Destacando a grupos o individuos que convoquen u organicen actividades violentas y destructivas, y ligando al Foro Social Chileno con estas acciones, para minar la masividad y pluralidad de su convocatoria.

En tercer lugar esta campaña mediática pretende reforzar la hegemonía del "pensamiento único" mediante el recurso a la apología de la violencia militarista y las restricciones a las libertades públicas. A medida que los temores desatados por la "profecía autocumplida" de la violencia se hagan realidad, la ecuación neoliberalismo + liberticidio se legitimará en una opinión pública descaradamente manipulada y manipulable. Así se refuerzan los argumentos acerca de la "tolerancia cero" y políticas coercitivas de la libertad de reunión, expresión y asociatividad terminan siendo populares en una población que apuesta más al orden que a la autonomía.

Frente a este panorama, las organizaciones adherentes al Foro Social Chileno no somos ingenuas y reaccionaremos con lucidez. Y por ello reafirmamos la vigencia y sentido de la carta de principios del Foro Social Mundial que nos señala la eficacia de la "resistencia social no violenta al proceso de deshumanización que vive el mundo ". Por ello no caeremos en la tentación del violentismo, ya que aquello sería la mayor de las complicidades con quienes verdaderamente aspiran a que ello ocurra.

Como muy bien lo demuestra Michael Moore en "Fahrenheit 9/11", Osama Bin Laden es hoy el mejor aliado de George Bush. Del mismo modo, coquetear con consignas como "fuego a la APEC" es la mejor colaboración que se puede tener con los organizadores de ese evento.

En el actual escenario, la fuerza de los altermundialistas no radica más que en dos potencialidades: la fuerza de las ideas y la fuerza de la diversidad y la masividad. Pero ser diversos tiene un límite: no lo podemos ser cuando algunos recurran a los hechos consumados para teñir el carácter de un acto con acciones que niegan y contradicen justamente lo que muchos afirmamos y por lo que luchamos cotidianamente.

La irresponsabilidad social de algunos medios de comunicación es un factor que no está en nuestras manos transformar, y lamentablemente tendremos que convivir con una cobertura de prensa más
interesada en los episodios de violencia que en las propuestas para una globalización alternativa.

Sin embargo, lo que sí está al alcance de las organizaciones del
Foro Social Chileno es hacer todo lo posible para generar las condiciones que sumen a esta iniciativa a la mayor cantidad de chilenos y chilenas. Y eso lo podremos hacer porque tenemos nuevas ideas, prácticas coherentes y principalmente, porque los que creemos que otro mundo es posible estamos construyendo mayorías.


Publicado en Artículos locales de la edición Chile
Edición Octubre 2004
Temas Ciencias sociales., Ciencias Políticas, Sociedad
Países Chile