Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

¿Quiénes somos?

De Samuel P. Huntington

Editorial:
Paidós
Cantidad de páginas:
488 páginas
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
julio de 2004
Precio:
49 pesos
Precedido, como es costumbre de este profesor de Harvard, por artículos y fuertes polémicas en revistas especializadas –casi como una operación de mercadeo–, ha llegado a nuestro idioma la última obra de Samuel P. Huntington.
Supone los rasgos distintivos de “la cultura angloprotestante” –blanca, anglosajona y protestante–: el idioma inglés; el compromiso con el cristianismo; la tradición inglesa de imperio de la ley, responsabilidad del gobernante y derechos individuales; los valores del protestantismo disidente; y la ética del trabajo. Propone estos rasgos de “excepcionalismo estadounidense” como esenciales a la existencia de la nación.
Huntington manifiesta el horror de los grupos neoconservadores frente al liberalismo político desde la década de los sesenta. Propone, por ello, un divorcio entre el “ciudadano promedio” –que aparece como un agregado de opiniones en innumerables encuestas–, religioso y patriota, y la elite intelectual cosmopolita y liberal, en un libro basado en un impresionante caudal de estadísticas, pero sin un desarrollo convencional del marco teórico. En el último capítulo, en particular, no puede evitar reconocer el apoyo estatal y mediático del que gozan las distintas iglesias cristianas misioneras en las últimas décadas y en la administración Bush.
En 1996, al proponer su “choque de civilizaciones”, Huntington había identificado una línea de ruptura entre las civilizaciones “occidental” y “latinoamericana” en los 3.000 kilómetros de frontera entre Estados Unidos y México. Es coherente que, casi ocho años después, focalice su análisis en la comunidad hispana –los 23 millones de mexicanos residentes y la comunidad latina de Miami–, como la peor amenaza jamás enfrentada por la identidad estadounidense: a diferencia de las olas inmigratorias anteriores, se trata de grupos grandes que se establecen sin “diluirse” entre la población, mantienen su cultura, lenguaje y lealtades, y proyectan un creciente poder político.
En el futuro previsible, y como ya es costumbre, el imperio mediático neoconservador citará esta obra como parte de la justificación ideológica del unilateralismo estadounidense, un inocultable y provocativo “manifiesto nativista”.
Autor/es de esta reseña Raúl J. Maldonado
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 64 - Octubre 2004
Temas Historia, Sociología, Relaciones internacionales, Neoliberalismo