Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Desregular por la fuerza

La dictadura militar iniciada en 1976 impuso en Argentina el criterio de que la protección de los trabajadores era excesiva, lo que perjudicaba el crecimiento económico, alentaba la indisciplina social y laboral y afectaba el incremento de la productividad. La liberalización del mercado de trabajo, en consecuencia, impulsaría la economía y aumentaría el empleo 1. La estrategia fue aplicada mediante una represión que causó miles de desaparecidos, presos, asesinados y exiliados (muchos de ellos dirigentes, delegados y activistas sindicales), la intervención de 600 sindicatos, la conversión de la huelga en delito, y otras iniquidades 2.

Esta orientación se profundizó, con otros medios, a partir de la década de los '90, impulsada por los acuerdos de préstamo firmados con el FMI y el Banco Mundial (BM), que incluyeron condicionamientos tendientes a desregular o flexibilizar la legislación del trabajo y de la seguridad social. Su motivación fue revelada hace tiempo: "Estoy terminando ya tres años de servicio como economista jefe del Banco Mundial. Durante este tiempo sin duda surgieron cuestiones relativas al mercado laboral (...) con un análisis aun más estrecho en la medida que se enfocaban a través del lente de la economía neoclásica. Se creía que la rigidez salarial, a menudo fruto de duras luchas de negociación, era parte del problema que enfrentaban muchos países, que contribuía además a un elevado desempleo (...) el corolario, no tan sutil, era que había que bajar los salarios y despedir a los trabajadores excedentarios (...) se les pidió a los trabajadores que escucharan sermones acerca de ‘soportar el sufrimiento', apenas poco después de haber escuchado, de los mismos predicadores, sermones sobre cómo la globalización y la apertura de los mercados de capital les traerían un crecimiento sin precedentes..." 3.

Específicamente se exige: a) reducir los costos laborales, lo que incluye la eliminación de las rigideces institucionales que obstaculizan la flexibilidad salarial; b) disminuir las contribuciones a la seguridad social; c) bajar el costo del despido; d) descentralizar la negociación colectiva 4, y e) régimen especial de negociación para PYMES 5. Bajo esta inspiración se aplicaron numerosas reformas laborales en América Latina.

La argentina y la peruana fueron las más flexibilizadoras 6. En efecto, desde 1991 se establecieron en Argentina nuevas modalidades de contratación por tiempo determinado y un período de prueba de hasta un año; las contribuciones e indemnizaciones por despido fueron anuladas o reducidas (y también afectadas por topes aplicables a todos los contratos); se estableció un régimen laboral más flexible para las pequeñas empresas (de hasta 80 trabajadores, pero se aplicó en ciertas ramas a empresas de hasta 300); se flexibilizó el tiempo de trabajo; se redujeron progresivamente las contribuciones patronales a la seguridad social (de 32,85% promedio en 1994 a un 15,4% hacia julio de 2001); se promovió intensamente la descentralización de la negociación colectiva, etc. 7. A estas reformas se agregó la privatización parcial del sistema de previsión social y la completa del de accidentes y enfermedades profesionales, estableciéndose un seguro obligatorio con entidades con fines de lucro.

En general se alegaba que estas medidas tenían la "finalidad principal de facilitar la entrada de nuevos trabajadores" y evitar las contrataciones "en negro", utilizadas por los empleadores a causa de los altos costos regulatorios 8, lo que se lograría con su reducción y la reforma previsional porque "existirían mayores incentivos a aportar de los nuevos afiliados al sistema, ya que identificarían las cuentas de capitalización individual como propias y una más directa relación entre sus aportes y las prestaciones futuras" 9, lo que permitiría la ampliación de su cobertura.

Impacto de las reformas

En octubre de 1991, antes de las reformas laborales, el desempleo era del 6,0% y el subempleo del 7,9%. Después de las reformas, en octubre de 2001, las cifras eran 18,3% y 16,3%, respectivamente, o sea que se habían triplicado y duplicado 10. El empleo registrado creció en los '90 sólo al 1,6% anual, en tanto que el no registrado (o "en negro") al 16,4% 11, por lo que la proporción de empleo no registrado en el total de los asalariados pasó del 30,6% en octubre de 1991 al 38,1% una década más tarde 12. Correlativamente, la proporción de la fuerza de trabajo cotizante a la previsión social se redujo entre 1994 y 2001 del 49,7% al 37,8%, y la población de 65 años y más cubierta del 76,5% al 67,8% 13.

El costo fiscal de la reducción de las contribuciones patronales a la seguridad social y la reforma del régimen previsional alcanzó a unos 45.000 millones de dólares 14, o sea el 62% del incremento del stock de la deuda pública generada hasta 2001 15, de modo que el desenlace catastrófico del sistema de convertibilidad no fue ajeno a estas políticas laborales y de la seguridad social. Otra evaluación calcula que el costo de las rebajas y reforma del sistema, más otras del mismo corte insumió un costo fiscal promedio del 2% del PBI entre 1994 y 2002 16.

¿Estos resultados fueron consecuencias no queridas por los propulsores de las reformas, o más bien se trata de los genuinos objetivos perseguidos? Al promover las reformas laborales de 1995, el entonces secretario de Empleo Osvaldo Giordano admitía en un documento de escasa difusión: "La presencia de contratos temporales, especialmente si son promovidos a través de desgravaciones, tiende a incentivar espuriamente la movilidad externa de la mano de obra (...) se agregan puntos a la tasa de desempleo" 17. La Fundación Mediterránea, por su parte, confesó "cierto escepticismo sobre el impacto en la tasa de precarización ya que las razones que originan perdurabilidad en el tiempo no son directamente afectadas" 18. Se admite que habrá mayor desempleo y precarización con las reformas, pero éstas deben ser promovidas, porque se trata de un "segundo mejor" frente a las rigideces que alientan las "fuertes presiones por salarios y demás condiciones laborales inconsistentes con la capacidad de pago de la economía" 19. En cuanto a la reforma previsional, se ha concluido que se difundían "falsos" objetivos y que los "genuinos" (ocultos o simulados) eran el de formar un mercado nacional de capitales, alentar el ahorro (en lo que no tuvieron éxito alguno) y en asegurar rentabilidad a las administradoras privadas 20, lo que resultó ampliamente logrado. Su costo fiscal no se ignoraba, sino que el gobierno "no aceptó la recomendación del equipo de la reforma en el sentido que se hiciese explícito el costo de la transición previsional" 21, reserva necesaria para lubricar la aprobación legislativa de la reforma. El estilo es habitual: por ejemplo, algunos de los modelos econométricos utilizados para sustentar la remoción de las instituciones laborales protectoras "incluyen variables que permiten eliminar las observaciones que no coinciden con las premisas de la ortodoxia económica" 22.

Legislaciones protectoras

Tras la catástrofe de 2001-02, el rumbo en Argentina fue diverso al de los '90: incrementos de las remuneraciones; centralización de la negociación colectiva; declaración de inconstitucionalidad de los topes de las indemnizaciones por despido (y duplicación por la emergencia), así como de la ley de riesgos del trabajo; reforzamiento del control de la inspección del trabajo, etc. Los resultados también fueron distintos: incremento del empleo y los salarios; reducción del desempleo, el empleo no registrado y la pobreza. Esto confirma las conclusiones de los estudios internacionales más sistemáticos (incluso neoclásicos): no se evidencian correlaciones entre el crecimiento económico, el desempleo y las características de la legislación laboral de los diversos países, pero se comprueba consistentemente que las más protectoras se asocian con menos pobreza, desigualdad y dispersión de ingresos que las neoliberales 23. La cuestión de la flexibilidad no trata de la opción entre eficiencia y equidad, sino entre distribuciones del ingreso más o menos justas o injustas.
  1. Moisés Meik y Oscar Zas, "Desregulación y flexibilización normativa de la protección en el ordenamiento laboral argentino", y Pedro Galín-Marta Novick (compilación), "La precarización del empleo en la Argentina", CEAL, OIT-CIAT, CLACSO, Buenos Aires, 1990.
  2. Pedro Galín, "Genocidio Económico en el Cono Sur", DESCO, Area Política, Lima, 1978 y "Notas sobre la dictadura y extensión de la jornada de trabajo. El caso argentino 1976-1980", en Estudios Andinos, No. 19, Lima, 1983.
  3. Joseph Stiglitz, "Desarrollo democrático y normas laborales", ponencia ante la Asociación de Investigación de Relaciones Industriales, enero de 2001, Boston. http:www.tercermundoeconomico.org.uy/TME-129_130/analisis01.htm1
  4. José Luis Guasch, Labor Market Reform and Job Creation, The World Bank, Washington, 1999.
  5. World Bank, "Poor people in a rich country", Washington, 2000.
  6. María Luz Vega Ruiz, (editora) "La reforma laboral en América Latina. Un análisis comparado", OIT, Lima 2001.
  7. Luis Beccaria y Pedro Galín, "Regulaciones laborales en Argentina. Evaluación y propuestas", CIEPP y Fundación OSDE, Buenos Aires, 2002.
  8. Ley 24465. Modificación de la Ley de Contrato de Trabajo, Antecedentes Parlamentarios, Ediciones La Ley, Buenos Aires 1995.
  9. MTESS, "Libro blanco de la previsión social", Buenos Aires, mayo 2003.
  10. INDEC, http://www.indec.mecon.gov.ar/
  11. Beccaria y Galín, op.cit.
  12. MTESS, http://www.trabajo.gov.ar/left/estadisticas/bel/bel.asp?idCapitulo=7
  13. OIT, "Diagnóstico institucional del Sistema Previsional Argentino y pautas para enfrentar la crisis", Buenos Aires, julio 2002.
  14. Emilia Roca, "Mercado de Trabajo y cobertura de la Seguridad Social", Revista de Trabajo, Buenos Aires, 2005.
  15. Ministerio de Economía, Secretaría de Política Económica, "La reforma del sistema previsional. El rol de las AFJP", 2001, citado por Roca, op.cit.
  16. Rafael Rofman, Banco Mundial, "El sistema previsional y la crisis argentina", Buenos Aires, julio 2003.
  17. O. Giordano y A. Torres, "Estudio sobre el proyecto de Reforma Laboral", MTSS, Bueos Aires, 1994.
  18. S. Montoya y J. Dutari, "Ley de Fomento de empleo: ¿Cómo afecta al mercado de trabajo?", Novedades Económicas, Buenos Aires, Junio 1995.
  19. Giordano y Torres, op.cit.
  20. Marcos Lorenzetti, "Reformas de las pensiones en América Latina: genuinos y falsos objetivos", Contribuciones, CIED-LA/Adenauer Stfitung, Buenos Aires, abril de 1999.
  21. Gustavo De Marco, "Pension Funds Experiencies: Failures and Successes, the case of Argentina", Banco Mundial, WasHington, 5-3-02.
  22. Blanchard Olivier and Justin Wolfers, "Schocks and Institutions and the rise of European Unemployment: the Aggregate Evidence", Economic Journal, Londres, 2000.
  23. R. Freeman, "Single peaked vs. Diversified capitalism: the relation between economic institutions and outcomes", NBER, Working Paper 7556, Cambridge, 2000.
Autor/es Pedro Galín
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 85 - Julio 2006
Páginas:6,7
Temas Ciencias Políticas, Historia, Economía
Países Argentina