Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

La extraña derrota - Testimonio escrito en 1940

De Marc Bloch

Editorial:
Editorial Crítica
Cantidad de páginas:
256
Lugar de publicación:
Barcelona
Fecha de publicación:
2003
Precio:
59 pesos
En seis semanas, entre mayo y junio de 1940, las columnas blindadas nazis ocuparon Holanda, Bélgica, Dinamarca y el 60% del territorio de Francia. La reedición, en el mundo de habla hispana, de esta obra póstuma de Marc Bloch permite contar con un testimonio de primera mano de esos sucesos y con un análisis clásico sobre sus causas y algunas de sus consecuencias.

Bloch, descendiente de una familia de judíos franceses con una fuerte tradición patriótica, sirvió en el ejército en la Primera Guerra Mundial, donde obtuvo cuatro menciones al valor. Entre 1919 y 1936 enseñó en la Universidad de Estrasburgo y publicó sus trabajos más innovadores en historia medieval: Los Reyes Taumaturgos (1924) y Las características originales de la historia rural francesa (1931). En 1929, junto con Lucien Febvre, fundó los Anales de Historia Económica y Social, una publicación periódica que originaría una novedosa escuela de análisis y enseñanza de la historia.
En 1939, casado, con 53 años y seis hijos, recuperó como voluntario su grado militar y obtuvo su quinta mención honorífica en la desastrosa campaña de 1940. Su destino, un cuerpo divisionario de aprovisionamiento de combustible, le permitió mantener un contacto cotidiano tanto con el Estado Mayor como con las tropas combatientes. La extraña derrota, escrito en julio de 1940, se nutre de las observaciones del historiador colocado en ese mirador privilegiado.
El valor de este libro, sin embargo, no radica sólo en su peso testimonial. El análisis de Bloch tiene esa profundidad que permite descubrir las verdades duraderas que forjan nuestra imagen del mundo y que pueden constituir la guía de la actividad política: “Resulta sano y positivo que, en un país libre, las filosofías sociales contradictorias puedan combatir con entera libertad. En el estado actual de nuestras sociedades, resulta inevitable que las diferentes clases sociales tengan intereses opuestos y sean conscientes de sus antagonismos. La desgracia de la patria comienza cuando deja de comprenderse la legitimidad de estos enfrentamientos”. La burguesía francesa –la antológica definición de este término teórico justifica la lectura de toda la obra–, anquilosada, incapaz de entender las tensiones sociales y los cambios tecnológicos y habiendo perdido la fe en sí misma, protagonizó la derrota y el colaboracionismo.
El prestigio de Bloch lo eximió de la prohibición de enseñar que sufrían los intelectuales judíos en la Francia de Vichy. Su patriotismo lo llevó a las filas activas de la Resistencia. Apresado por la Gestapo en 1944, fue fusilado, junto con otros militantes, diez días después del Día D. En ningún momento perdió su preocupación o su pasión por la reforma de la enseñanza pública.
Historiador, didacta, soldado, patriota, militante antifascista y mártir, Marc Bloch quería ser recordado sólo como un francés, condición que veía indisociable de ser “una persona civilizada”. Su francés corazón aún palpita en estas excepcionales páginas.

Autor/es de esta reseña Raúl J. Maldonado
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 57 - Marzo 2004