Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Sudamérica en el comercio chileno

Los años noventa vieron crecer rápidamente tanto las exportaciones como las importaciones chilenas; sin embargo, a grandes rasgos, la estructura del comercio chileno cambió relativamente poco: sigue siendo la de un país exportador de materias primas (o poco elaboradas) e importador de manufacturas. En efecto, en 1998, 78% de las exportaciones de bienes se componían de "alimentos, bebidas y tabaco" (entre los que sobresalen el pescado y harina de pescado, las legumbres y frutas y las bebidas alcohólicas) y de "insumos básicos" (básicamente el cobre y otros metales); en 1990, ese porcentaje era de 83%. Las exportaciones de manufacturas de mayor tecnología apenas representan un 5.2% del total en 1998 (eran sólo 1.8% en 1990). Del lado de las importaciones, un 50% consistían precisamente en ese tipo de manufacturas, principalmente maquinarias, equipos y material de transporte.

Ahora bien, si se considera únicamente el comercio de Chile con los demás países sudamericanos, el cuadro cambia sustancialmente. Por una parte, se ve un dinamismo extraordinario de las ventas chilenas a Sudamérica, que se recupera como mercado después de la crisis de los ochenta. Las exportaciones con ese destino se triplican entre 1990 y 1998 (en cifras gruesas, pasan de 950 a 2900 millones de dólares), mientras que las exportaciones al resto del mundo crecían un 58%; las importaciones sudamericanas aumentaron a tasas similares a las provenientes del resto del mundo (136% y 145%, respectivamente). De este modo, las exportaciones a los países de la Comunidad Andina y del Mercosur sumados pasaron a representar 19.3% de las exportaciones chilenas totales, cuando eran solamente 11.3% en 1990.

Otro aspecto destacable se refiere a la composición del comercio con Sudamérica: éste es mucho más "equilibrado" en el sentido de que se exportan y se importan por valores similares tanto productos primarios como elaborados. En particular, aunque en las exportaciones a Sudamérica siguen predominando los productos primarios o básicos (fruta, papel y cobre, entre otros), un 19% del valor exportado son manufacturas con un nivel de complejidad tecnológico medio y alto (material de transporte, maquinaria, impresos), y otro 12% son manufacturas más tradicionales (textiles, prendas de vestir, manufacturas de caucho, madera y me-tales, etc.). De este modo, y sin contar algunos productos agroindustriales bastante elaborados que se dirigen básicamente a los países vecinos (como los preparados comestibles), un tercio de las exportaciones chilenas a América del Sur son productos industriales de considerable nivel de elaboración, productos que se exportan muy poco al resto del mundo. De hecho, 70% de las exportaciones de las manufacturas "nuevas" (las de mayor contenido tecnológico) se destinan a América del Sur.

Publicado en Artículos locales de la edición Chile
Edición Octubre 2000
Temas Mundialización (Economía), Mercosur y ALCA
Países Chile