Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Un libro revelador

Un famoso jurista se aboca a una tarea por desgracia infrecuente: el análisis de la historia política argentina reciente a través del derecho. El resultado es un libro fascinante, que arroja sobre algunos hechos trascendentales la luz de una larga y honrosa tradición latinoamericana, a veces olvidada.

Salvador María Lozada es recordado como el juez que, en noviembre de 1972, dictó la sentencia de quiebra del frigorífico Swift. Aquel fue el leading case de lo que se conoce como "teoría de la penetración" . Lozada rechazó un acuerdo alcanzado entre el frigorífico y sus acreedores apoyándose en criterios de orden público.

Salvador M. Lozada, Los derechos humanos y la impunidad en la Argentina (1974-1999). De López Rega a Alfonsín y Menem, Gpo Editor Latinoamericano,Bs As,1999, 339 págs., 20 pesos.

Casi el 40% de los créditos verificados correspondía a empresas del Grupo Deltec, una empresa multinacional que detentaba el control de Swift. La personalidad jurídica de las distintas empresas del grupo fue "penetrada" , al reconocerse que Deltec actuaba como un "grupo económico" , en el cual "una pluralidad de sociedades jurídicamente autónomas está sujeta a la iniciativa económica y financiera de un solo controlante"1. La conclusión del juez Lozada fue que la personalidad jurídica de las empresas del Grupo Deltec había sido utilizada con abuso y fraude a los acreedores e intereses de terceros, por lo que rechazó el concordato y decretó la quiebra de Swift y las demás empresas del Grupo Deltec. La Corte Suprema validó la quiebra en su sentencia del 4-9-74, luego morigerada y vaciada de contenido por otra, con otra composición del Tribunal, el 21-9-762.

En un comentario a la primera de esas sentencias, se hacia notar que el "problema de las carnes" , era un tema que "…encendió las esperanzas de los jóvenes y los hombres que vivimos la ya lejana década del 30, cuando Lisandro de la Torre embistió contra los monopolios predominantes, en una de las gestas memorables del eminente tribuno y repúblico"3.

Tanto esta comparación, publicada en 1973, como el Premio General Enrique Mosconi, otorgado a Lozada en 1972, rescataban el coraje cívico del jurista que, en la quiebra de Swift, había dicho: "No es dudoso, pues, que la unificada estructura Deltec ha situado a Swift como un sector de la misma voluntariamente debilitado, con grave daño para la economía argentina, lesión para sus acreedores y zozobra para miles de familias obreras acosadas por la amenaza de la desocupación"4.

El concepto, expresado en una frase bella con cierta resonancia isabelina, era continuadora de la honrosa tradición jurídica argentina y marcaba el ingreso de Lozada al grupo de juristas que han hecho decir a un historiador estadounidense, hablando sobre principios de siglo: "El mundo en conjunto estaba menos preocupado con la voz auténtica de los poetas latinoamericanos que con el tono estridente de sus abogados. Los abogados latinoamericanos heredaron la tradición legalista constitucional elaborada por los teólogos y los juristas de los siglos XVI y XVII. De diferentes modos estos abogados desafiaron la preponderancia política y económica de los intereses extranjeros, particularmente aquellos de Estados Unidos"5.

Pero esa tradición no ha sido suficiente para evitar la sistemática violación de los derechos humanos, la corrupción y la impunidad. De eso trata, con la misma pasión y belleza estilística de la sentencia del caso Swift, esta obra de Salvador María Lozada, dedicada a la memoria de Jaime Francisco de Nevares y Carlos Auyero.

Un repaso histórico

Está estructurada en cuatro partes. La primera se ocupa del marco político y económico del último cuarto de siglo. Con un énfasis especial en las consecuencias de la Doctrina de la Seguridad Nacional, sobre todo después del golpe de estado chileno de 1973. La más importante, la creación de un "Ministerio del Miedo" , construido sobre la impotencia del simple ciudadano y la sistemática violación de sus derechos más elementales hasta generar partidos políticos, jueces, periodistas, profesores y demás estamentos sociales, domesticados y adormecidos.

Instaurada la doctrina de la Seguridad Nacional, el control de la sociedad pasa a manos de los militares y se produce lo que Lozada denomina "la inversión del apotegma de Clausewitz" : la política pasa a ser la continuación de la guerra por otros medios y el Estado se convierte en un "terrorista al por mayor".

El análisis de Lozada es particularmente revelador respecto a las consecuencias económicas de la dictadura militar. Retoma las ideas de Carlos Calvo y Luis María Drago en su más amplia interpretación, la "versión extrema" de la soberanía: no sólo que un Estado no puede intervenir militarmente para garantizar el cobro de una deuda, sino que el Estado deudor tiene la potestad de decidir cómo y cuándo pagará, aun a acreedores extranjeros, por el sólo hecho de ser soberano y como una condición de tal soberanía. La "peligrosa vigencia" de la doctrina Calvo es, sin duda, una de las contribuciones del libro.

En la segunda parte Lozada analiza el marco legislativo y judicial: reinstaurada la democracia, se inicia un doble camino recuperación de la justicia por un lado; construcción de la impunidad por otro. De las "instrucciones a los fiscales" hasta el indulto, pasando por las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, Argentina ha oscilado entre el enjuiciamiento y la impotencia. La manera en que Lozada recuerda los debates legislativos constituye una reveladora historia de la claudicación. Resulta muy convincente su argumentación a favor de la derogación total y absoluta de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y por ende de la reapertura de las instancias jurisdiccionales. Lleva a pensar qué pasaría si la sociedad argentina se pronunciara haciendo uso de la, por ahora, mítica posibilidad de la consulta popular establecida en la Constitución Nacional (Art. 40), respecto al contenido concreto de la legislación que se propone como de lege ferenda: declaración de nulidad absoluta e insalvable de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, expresa mención de que no podrán ser consideradas "ley más benigna" en el sentido del art. 2º del Código Penal y de que su acción penal no prescribió.

La ilusión tropieza, aquí, con el "Ministerio del Miedo" , que se prolonga más allá de los gobiernos militares y da lugar a las "democracias condicionadas" , cuyo ejemplo más triste resulte, tal vez, el gobierno chileno defendiendo al general Pinochet y la incomodidad que produce el juez español Baltasar Garzón a muchos políticos latinoamericanos.

Las partes tercera y cuarta del libro analizan dos cuestiones que no suelen ser frecuentes en obras de derecho: el estatus jurídico de los indios durante la conquista de América, y el correlato normativo; los derechos de los familiares y causahabientes de los muertos en la guerra de Malvinas.

Estos dos grandes temas tienen en común la forma de abordarlos. Al desvelar la tensión que existe entre los principios de efectividad -como resultado o aplicación práctica de la ley- y de legalidad -como definición de las conductas valiosas y disvaliosas- obliga a la reflexión sobre la necesidad del fortalecimiento del derecho y de las instituciones republicanas. Pero también denuncia la negligencia, la torpeza o la connivencia de los gobiernos de turno y jerarquiza en forma correcta ambos principios: lo que la sociedad ya ha juzgado como un crimen, no puede ser borrado ni por la impunidad, ni por el indulto. No es un pequeño consuelo, sino un gran logro.

En tiempos en que la Justicia y sus servidores están tan depreciados, es gratificante comprobar que la tradición jurídica argentina tiene aún sus cultores y sus guardianes. Libros como este devuelven la esperanza en un país para el que siempre parece ser demasiado tarde.

  1. Antonio Boggiano, Derecho Internacional Privado, 2º Ed., pág. 1219, Bs As, Depalma, 1983.
  2. Antonio Boggiano, op. cit.
  3. M.A. Laquis, "El caso Swift y la interde-pendencia económica" , El Derecho, 51-223.
  4. Autos "Cía. Swift de La Plata, S.A.F., s/conv."Fallo 20.302, El Derecho, 43-129.
  5. "The invention of Latin America" , citado por Salvador María Lozada en la obra que aquí se comenta, The New York Review of Books, 3-3-88.
Autor/es Raúl Maldonado
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 4 - Octubre 1999
Páginas:44
Temas Historia, Conflictos Armados, Militares, Derechos Humanos, Estado (Justicia), Estado (Política), Políticas Locales
Países Argentina