Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Aún creemos en los sueños

En el siglo que acabamos de dejar atrás se produjeron cambios impresionantes en la historia de la humanidad. Comenzó el siglo XX con grandes luchas revolucionarias marcadas por el triunfo de la revolución rusa y culminó con la caída del llamado socialismo real (las revoluciones nuevamente devoraron a sus hijos). El brutal fracaso de las experiencias de socialismo produjo la implantación del neoliberalismo, de manera casi absoluta en todo el mundo, presentándose como el único camino posible, bajo el liderazgo de una sola superpotencia: Estados Unidos.

La última década del siglo XX, que marcará también este nuevo siglo, se caracteriza por el fenómeno de la globalización cuyo objetivo no es la conquista de territorios sino de los mercados, acumulando, sin importar fronteras, el máximo de riquezas1.

Sin embargo los grandes problemas que afligen a la humanidad no sólo no se han solucionado sino que, para muchos habitantes del planeta, se han agudizado: más de 1.500 millones de personas no tienen acceso al agua potable y más de 3.000 millones, la mitad de la humanidad, viven con menos de dos dólares diarios. Paralelamente se han ampliado las desigualdades y hoy, en nuestro planeta, el quinto más rico de la población dispone del 80% de los recursos, mientras el quinto más pobre dispone de menos del 0,5%2.

La batalla por justicia social, libertad, democracia, así como por el respeto de los derechos humanos y ecológicos sigue vigente. El éxito de distintas campañas de ONG así como las manifestaciones contra la actual mundialización efec-tuadas en Seattle, Washington, Praga, Melbourne y Niza, demuestran que la sociedad civil puede hacer oír su voz.

Los ciudadanos ya no se ven obligados a soportar silenciosamente todas las decisiones de los nuevos amos del mundo y tampoco debieran, como en la época de enfrentamiento entre la URSS y USA, estar conminados a elegir entre el campo de las "libertades formales" o el de los "derechos económicos y sociales"3. Se abre camino, nuevamente, la idea que es posible conquistar un mundo mejor.

En Chile, el nuevo siglo nos depara los mismos grandes desafíos, más los que se derivan de una transición de la dictadura a la democracia, que aún no termina.

Es urgente reformar la Constitución, haciéndola verdaderamente democrática, modificar el sistema electoral para que refleje realmente el sentimiento popular en sus diferentes expresiones y, algo muy relevante, se debe poner fin al desmesurado poder que se auto-confirieron los militares en nuestro país. Es urgente seguir avanzando en la recuperación de la memoria, en la verdad sobre lo ocurrido, haciendo justicia a las víctimas y castigando a los criminales.

Hay que avanzar en la justicia social. Es inadmisible que cientos de miles de chilenos vivan en condiciones precarias y en la angustia permanente por no poder pagar gastos de salud o educación de sus hijos. El Estado debe fortalecer la educación y la salud pública.También quedan pendientes grandes temas, que es necesario encarar, como el derecho al divorcio y al aborto.

Hay que eliminar la censura. Todos debemos tener la posibilidad de leer los libros que queramos y ver las películas que nos plazcan. Es necesario obtener el pleno respeto a la diversidad, pagar la gigantesca deuda con los pueblos originarios y poder vivir en un medio ambiente sano. El Estado no puede dejar la cultura y los medios de comunicación completamente en manos del mercado. Es necesario terminar con la increíble concentración de la prensa y contar con un periodismo libre y plural.

La democracia debiera ser mucho más que el mero derecho a participar en votaciones, que cada vez más se deciden por el marketing y el dinero y que importan cada vez menos a la población. Sólo la real participación ciudadana en la toma de decisiones, a todos los niveles, hará que la democracia sea plena y que los grandes sueños de la humanidad lleguen a ser posibles.

  1. Los efectos de la globalización en los países en desarrollo, Ignacio Ramonet, Le Monde diplomatique edición chilena, número 1, septiembre 2000.
  2. Ibid
  3. Democracia, una búsqueda permanente, Alain Gresh, Le Monde diplomatique ed. chilena, número 2, octubre 2000.
Autor/es Víctor Hugo De la Fuente
Publicado en Artículos locales de la edición Chile
Edición Febrero 2001
Temas Historia, Mundialización (Economía), Neoliberalismo, Geopolítica, Movimientos Sociales
Países Estados Unidos, Chile