Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Explicación alternativa de la coyuntura mundial

En La larga crisis de la economía global, Jorge Beinstein realiza un esfuerzo por hacer coherente, a partir de un corpus teórico, las múltiples distorsiones de la economía mundial contemporánea. A partir de constatar con incontrovertibles datos la baja tendencial de la tasa de ganancia -ley en la que Marx apoya su interpretación del devenir del sistema capitalista- el autor expone una visión diferente de las causas, efectos y perspectivas de la actual situación internacional.

La larga crisis de la economía global

Jorge Beinstein

Ed. Corregidor, 317 páginas.

Buenos Aires, 1999.

A lo largo de los últimos cinco años el fenómeno de la globalización generó la publicación de un importante número de libros de autores estadounidenses, ingleses y franceses. El interés por entender lo que está ocurriendo en la economía mundial se acrecentó a partir de la crisis asiática de 1997. En general, los mejores trabajos se caracterizan por una rigurosa secuencia descriptiva de las transformaciones registradas en los mercados financieros y monetarios, así como de lo que atañe a las nuevas tecnologías y su impacto sobre las empresas y el mercado de trabajo. Pero, en general, esas obras adolecen de la falta de un corpus analítico que ordene los hechos y ofrezca una lógica explicativa de lo que está ocurriendo. A las obras de académicos británicos y los trabajos pioneros de François Chesnais (La Mondialisation du Capital, 1994, y La Mondialisation Financière, 1996), se suma ahora el libro de Jorge Beinstein, serio intento de articular un riguroso trabajo estadístico con un enfoque teórico que dé cuenta de la crisis internacional.

Como el título del libro lo sugiere, para su autor la globalización y la crisis son dos cuestiones inseparables. Su tesis fundamental es que lo ocurrido en 1997 en el Lejano Oriente no es más que un punto de ruptura de una larga crisis mundial iniciada a comienzos de la década de 1970, cuya base radica en la sobreproducción de mercancías y capitales, centrada en los países desarrollados. Beinstein realiza un cuidadoso trabajo estadístico que muestra la tendencia descendente de largo plazo del crecimiento de la economía mundial a partir de 1973, en cuya base está la caída de la demanda y del consumo que condujo a la fase de "stagflation" (recesión con inflación) de aquella década. El libro es una condensada elaboración que aborda la crisis actual a partir del proceso de desequilibrios crecientes a nivel internacional en los últimos 30 años. Así, el autor se detiene en el análisis de las relaciones entre el centro y la periferia, el modelo de desarrollo de los países asiáticos, la evolución de las economías de Europa y Estados Unidos, el rápido y abrumador crecimiento de los "negocios ilegales" (drogas, prostitución, tráfico de armas, paraísos fiscales, etc.), y los expone como aspectos parciales y articulados de una crisis mundial única.

En el capítulo III de este trabajo, denominado "Dinámica de la crisis", el autor analiza y sintetiza, al mismo tiempo, lo que a su juicio son los fenómenos que podrían caracterizar esta crisis mundial de larga duración que, con la globalización, ha llegado a un punto de ruptura. El primero es la ya mencionada desaceleración a largo plazo del crecimiento mundial, una afirmación que sostiene con estadístiscas y gráficos de la OCDE, el FMI y el Banco Mundial, en abierta contradicción con las tesis neoliberales en boga. En este marco, estudia el papel que ha jugado la tecnología como arma para acelerar la concentración empresaria, la reducción de los costos laborales y del empleo, y el deterioro de los términos de intercambio.

Al tiempo que destaca la expansión del comercio mundial y de las exportaciones de los países centrales como elemento fundamental para aliviar sus crisis, Beinstein subraya la expansión del gasto público registrada en esas naciones a partir de los ´70 como clave explicativa del ulterior desarrollo de los mercados financieros. Paso a paso, expone cómo el menor crecimiento obligó a la intervención de los Estados como emisores de títulos públicos y cómo se abrió camino así a lo que denomina la "hipertrofia financiera" que hoy domina a la economía de todo el mundo. El autor cuantifica el desmesurado crecimiento del negocio bursátil y de los "productos derivados", que ha llevado a lo que llama la "financiarización" de las empresas, esto es, a la subordinación del sector productivo por parte de lo financiero. Pero a diferencia de quienes separan lo "real" de lo "monetario" y la "producción" de la "especulación", Beinstein establece que la "hipertrofia financiera" es el resultado lógico de la caída de la tasa de ganancia industrial. El capital se desplaza hacia la órbita financiera y el furor de lo financiero es el punto de anclaje de un sistema mundial que no puede sostenerse más que sobre un crecimiento sin límites del endeudamiento. Este proceso de "empapelamiento" del mundo tuvo un cierto límite a comienzos de la década de 1990, cuando Europa y Estados Unidos temieron por la magnitud a la que se había llegado e impusieron topes a sus déficits fiscales. Es el inicio de la fase de los llamados "mercados emergentes", con el traslado de los capitales excedentes a la periferia para proceder a una valorización rápida y extraordinaria a través de los procesos de privatizaciones y otros mecanismos (multiplicación de las capitalizaciones bursátiles, alza sideral de precios inmobiliarios, títulos públicos, etc.). Pero toda esta burbuja, cuyo epicentro está en los países desarrollados, es lo que estalló en la crisis de 1997 y se ha ido extendiendo hasta amenazar en la actualidad a Wall Street. Se trata para el autor, del comienzo de una nueva etapa de la larga crisis mundial que desmitifica a la denominada "globalización" y cuyo telón de fondo es la desaceleración productiva y el parasitismo financiero desenfrenado, característica decisiva de un régimen de producción a la deriva. En su opinión, "la sobreproducción crónica está en la base de la crisis, que podía ser postergada pero no eludida".

Autor/es Angel Jozami
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 11 - Mayo 2000
Páginas:7
Temas Deuda Externa, Mundialización (Economía), Neoliberalismo
Países Estados Unidos, Francia, Inglaterra