Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Gallo rojo, gallo negro - Los intereses en juego en la Guerra Civil española

De Daniel Muchnik

Editorial:
Grupo Editorial Norma
Cantidad de páginas:
264
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Marzo de 2004
Precio:
26 pesos
Ante la ceguera actual de las democracias frente al avance del terrorismo de Estado estadounidense, este ensayo demuestra que “la historia se repite en forma cíclica cuando los grandes negocios son amenazados. (…) En la década de 1930 el enemigo fue el fascismo, el fin de las libertades. Ahora es la opresión económica, la injusticia del gran capital que tuerce la voluntad de los hombres y los humilla”.

Sobre la Guerra Civil española se han escrito miles de libros; sin embargo, Muchnik sorprende con un enfoque que escapa al maniqueísmo que caracterizó al siglo XX: el horror del nazismo y el fascismo ocultó las criminales conductas de los vencedores de la Segunda Guerra Mundial.
La metódica exposición de los antecedentes de España –la influencia bolchevique, las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, los efectos del crack de 1929, etc.– desnuda el juego de negocios de las potencias apoyando, o dejando hacer, al franquismo y a Hitler; la oscilante ayuda material de la URSS a la República (más un tratado comercial que una comunión de ideas) y demuestra que “sólo los militantes de las izquierdas del mundo participaron con devoción y compromiso físico y afectivo. (…) Aquellos que descubrieron que detrás del golpe militar de 1936 operaban los predicadores de una eminente guerra mundial expansionista, racista, aniquiladora”.
Esa alianza de los grandes grupos económicos con la Iglesia, el nazismo, el fascismo o los meros traficantes (“Londres fue uno de los centros desde donde la aristocracia financiera española organizó el apoyo a la sedición”) muestra que bajo el cinismo de la neutralidad y el pacifismo se ocultaba que en España se jugaban intereses extremos: los del gran capital enfrentando los reclamos de todos los marginados de la modernización.
La joven República, desordenada pero legítima expresión de la voluntad democrática del pueblo español, quizás hubiese podido triunfar sobre los sediciosos, de no mediar dos terribles emboscadas: por un lado el “Comité de no-intervención” inventado por Inglaterra, Francia y Estados Unidos –firmado también por Alemania e Italia– impidiendo que el gobierno legal pudiera comprar armas, mientras Franco las recibía holgadamente de Hitler y Mussolini; y por otro la trágica incapacidad de los republicanos, pletóricos de ideas y presionados por el enemigo en el frente y la revolución a las espaldas, para contener la desmesura, compensar la inexperiencia y oponer un bloque disciplinado a la maquinaria de guerra del fascismo.
Particularmente conmovedora es la mención al destino de los brigadistas y refugiados tras la derrota: los campos de concentración en Francia y la gesta posterior, en la que los comunistas franceses y españoles pasarían a jefes de la resistencia contra los nazis. Los brigadistas estadounidenses, declarados subversivos en 1946 y perseguidos en su país hasta 1960, y los soviéticos, en su mayoría fusilados o muertos en los campos de concentración de Stalin…
El autor destaca la generosidad del gobierno de México, quizá la ayuda más desinteresada, tanto en el envío de armas como en el socorro a los niños huérfanos. También dedica todo un capítulo a la ambigua posición de Argentina y a la constitución de la falange en estas tierras, eclipsadas por la acción de miles de comités de apoyo a la República.
Es notable cómo, en poco más de doscientas paginas, Daniel Muchnik logra contemplar todos los elementos sustanciales de la catástrofe, de modo tal que además de ejercicio de la memoria y redención de los justos, el libro revela una profunda reflexión de insospechada actualidad.

Autor/es de esta reseña Arnol Kremer
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 59 - Mayo 2004