Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Recuadros:

El "mejor alumno" bajo la lupa

Del 22 al 25 de agosto, bajo el lema "Otro mundo es posible, otra Argentina es posible", Buenos Aires fue sede de la primera edición temática del FSM que nació en Porto Alegre en enero de 2001 para consolidar un contrapoder a la mundialización neoliberal y construir una mundialización humana y sustentable. 600 organizaciones sociales adhirieron a los principios del FSM 1 para debatir "La crisis del neoliberalismo en Argentina y los desafíos del movimiento global". El rechazo al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y a la militarización de América Latina, el repudio a la deuda externa y la necesidad de una integración regional autónoma y alternativa fueron los puntos más destacados del debate.

El FSM temático argentino comenzó el 22 de agosto, tras la participación de las delegaciones internacionales en la Ronda de Madres de Plaza de Mayo, con una manifestación multitudinaria en la que unas 10.000 personas, representantes de ONGs, organizaciones sindicales, asambleas barriales, movimientos de desocupados, pequeños y medianos empresarios, estudiantes, ecologistas, pueblos originarios, desposeídos de la tierra y cooperativas de trabajadores marcharon en un marco festivo y pacífico. No fue necesario el cordón policial que protegía la Casa Rosada, pues la marcha partió de Plaza de Mayo, “dando la espalda al gobierno”, hacia el Palacio de Tribunales –allí repudió a la Corte Suprema de Justicia exigiendo su renuncia– para finalmente culminar en Plaza Houssay, centro neurálgico de los encuentros, que se realizaron en las facultades de Ciencias Sociales, Económicas, Farmacia y Bioquímica, Odontología y Medicina de la Universidad de Buenos Aires y en una carpa instalada para ese propósito. En la plaza, un número importante de gente se sumó a los manifestantes para escuchar los discursos de apertura realizados por João Felice, presidente de la Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil; Evo Morales, dirigente campesino del Chapare y candidato a presidente por el Movimiento al Socialismo en las últimas elecciones en Bolivia; Ana Esther Ceceña, directora de la revista Chiapas y Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo.

Gracias a la colaboración de 200 voluntarios que participaron de su organización, más de 20.000 personas2 pudieron asistir a los distintos paneles de debate, participar en más de 250 talleres y actividades autogestionadas y disfrutar de las distintas actividades culturales que se desarrollaron durante los cuatro días que duró el Foro. Los 30.000 detenidos-desaparecidos durante la última dictadura militar argentina (1976/83) estuvieron representados por el “¡Presente!” que respondió a cada llamada de Nora Cortiñas. Hubo homenajes a Felipe Vallese, las víctimas de la masacre de Trelew (22-8-1972), los asesinados en las jornadas del 19 y 20 de diciembre pasado y un prolongado y emotivo aplauso en memoria de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, los jóvenes piqueteros asesinados el último 26 de junio por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. La continuidad entre el terrorismo de Estado y el terrorismo de mercado y la necesidad de fortalecer la memoria colectiva fue subrayada durante todo el evento.

El FSM en Argentina se constituyó como un espacio de encuentro y articulación de los movimientos sociales, sin pretender ser una instancia representativa ni tener carácter resolutivo. Fijó su eje temático alrededor de dos temas principales: “Causas y consecuencias de la crisis” y “Resistencias alternativas”. A partir de allí se discutieron la crisis argentina en el contexto del capitalismo mundial, el Estado neoliberal y la crisis de la democracia, la hegemonía estadounidense en América Latina, el avasallamiento de los derechos sociales, las alternativas económicas, el poder popular, la democracia participativa, las formas de desobediencia civil, las formas de autogestión social y experiencias alternativas, y las resistencias y convergencias desde Argentina hacia el movimiento global. Se realizó también un Foro de Ecología Política y se lanzó el Foro Mundial de Educación (que tendrá lugar del 19 al 22 de enero de 2003 en Porto Alegre) para debatir “La educación pública en la construcción de otro mundo posible”3.

Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, Julio Gambina, de ATTAC, Atilio Borón, de CLACSO, Víctor De Gennaro, de la Central de Trabajadores Argentinos, Beverly Keene, de Diálogo 2000, Marta Maffei, de CTERA, el cineasta Pino Solanas, la diputada del ARI Elisa Carrió y Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, son algunas de las personalidades argentinas que participaron del encuentro. También debatieron, en salas colmadas de público, Emir Sader, del Comité Internacional del FSM, el sociólogo peruano Aníbal Quijano, Diego Salazar, director de relaciones internacionales del Movimiento Quinta República de Venezuela, Steve Hellinger, de Development Gap de Estados Unidos, Elio De Melo de PIT-CNT de Uruguay, Raúl Zibechi, de la revista Brecha, Christophe Aguiton, representante de ATTAC-Francia, Nicola Bullard, de Focus on Global South de Tailandia, Leónidas Isa, de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, Josep María Antentas, del Movimiento de Resistencia Global de España, Rafael Freire, de la CUT brasileña, Rodrigo Lopes, del Movimiento Sem Terra, Raúl Pont, del PT-Brasil y Max Ntanyana, del Western Cape Anti-eviction Campaign, quien a pesar de un complicado acento sudafricano que desconcertó a los traductores, puso a cantar y bailar a una desbordante Aula Magna de Medicina.

Laboratorio neoliberal

Como en Porto Alegre, no resultó casual la decisión del Comité Internacional de auspiciar la realización de un FSM en Argentina para inaugurar una nueva metodología de foros temáticos y regionales que se desarrollarán de aquí en más (ver “Agenda global”). “Vi a algunos compañeros argentinos revolviendo tachos de basura en busca de alimentos”, contó João Felice al recordar el trayecto que lo llevó del aeropuerto al hotel. El dirigente sindical señaló que esa escena, tan común en su país, para muchos brasileños era inimaginable en Argentina. Pero un informe del INDEC difundido un día antes de la inauguración del Foro demuestra que “el granero del mundo” se convirtió en una fábrica de pobreza. Cada día, durante el último año, 16.815 personas (¡12 por minuto!) pasaron a formar parte de la franja de nuevos pobres. Un 53% de la población argentina –19 millones de habitantes– vive bajo la línea de pobreza. Entre ellos, 9 millones de indigentes. La situación se agrava en el caso de los niños: siete de cada diez menores de 14 años es pobre4. Jamás la distribución del ingreso entre el decil más rico y el decil más pobre de la población había sido tan grande. Mientras que en 1974 el decil más rico percibía 12 veces más ingresos que el decil más pobre, hoy la diferencia es de 34 veces5.

Argentina es considerada como el ejemplo más claro a nivel mundial de las devastadoras consecuencias sociales que genera el modelo de la sociedad de mercado. “El experimento más cruento y salvaje” del mundo, según Atilio Borón. Una impresión que puede resumirse con un sketch dolorosamente divertido realizado por Fabio Alberti, un humorista televisivo argentino, quien puso en boca de Paul O’Neill la siguiente frase: “Argentina es un país muy rico, por eso nos lo comimos todo”6. Pero la actual situación, que choca en un país que supo tener una clase media importante y próspera, no difiere de la del resto de los países de América Latina y del mundo. Los índices de pobreza de México y Brasil son muy similares a los de Argentina. También se estima que la mitad de la población mundial vive en la pobreza y que más de 1.200 millones de personas subsisten con menos de un dólar diario.

Resulta imposible reflejar aquí la diversidad de temas tratados en los distintos talleres7. Sin embargo la Asamblea Nacional de Lucha contra el ALCA, realizada el 24 de agosto en el Aula Magna de Medicina por la Autoconvocatoria No al ALCA, sintetizó las cuestiones geopolíticas recurrentes en los debates. Durante las distintas ponencias e intervenciones del público se definió al ALCA –cuyas negociaciones deberían concluir en 2005– como una continuación comercial de la doctrina Monroe y un proyecto a medida de las empresas transnacionales estadounidenses, que busca generalizar las normas del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Canadá, México y Estados Unidos, para convertir a todo el continente en un proveedor de materia prima y mano de obra barata de EE.UU. Un acuerdo que en las actuales condiciones resultaría profundamente desigual, teniendo en cuenta que Estados Unidos acapara el 75,7% del PBI del continente y que no se prevé ningún fondo de desarrollo ni red de seguridad para los países más pobres. La unilateralidad y el carácter exclusivamente comercial del acuerdo se refleja en el muro que bordea parte de la frontera entre Estados Unidos y México para evitar el ingreso de inmigrantes clandestinos y en el importante aumento de subsidios a productores agrícolas y siderúrgicos, algunos de los principales productos de exportación de los países latinoamericanos. Otro punto destacado fue el carácter secreto de las negociaciones que se llevan a cabo sin conocimiento ni participación de la sociedad civil y la necesidad de establecer campañas para informar a la población de su existencia y consecuencias. Las mismas críticas fueron aplicadas a las negociaciones con la Unión Europea.

Pero sobre todo se subrayó la íntima relación entre la avanzada comercial y militar de Estados Unidos en el continente y la criminalización de la protesta social. La denuncia del Plan Colombia y del Plan Puebla Panamá y el rechazo a la instalación de bases militares en Manta (Ecuador) y Alcántara (Brasil) fueron una constante. También se repudiaron los ejercicios militares conjuntos Cabañas 2000 y 2001 realizados en Argentina con financiación del Departamento de Estado de EE.UU. sin la autorización del Congreso Nacional y cuya hipótesis de conflicto era una sublevación popular8.

Víctor De Gennaro propuso realizar una consulta popular, al estilo del plebiscito que se realiza en Brasil del 1 al 7 de este mes. Allí se le pregunta a la población brasileña si el gobierno debe firmar el tratado del ALCA, si debe continuar participando en las negociaciones y si debe entregar la base de Alcántara a Estados Unidos9.

Se escucharon asimismo las experiencias de campesinos bolivianos10 y de la Alianza Social Continental (ASC), creada en mayo de 1997 para construir alternativas viables y concretas al ALCA11. Finalmente, tras las discusiones en talleres y el plenario final, se decidió extender la autoconvocatoria a todo el territorio nacional, llevar a cabo una campaña de información sobre los contenidos del ALCA y capacitar formadores para culminar en una consulta popular, movilizarse en las calles, sumarse a la campaña de la ASC y generar propuestas para una integración alternativa. Se decidió también participar de las movilizaciones que se realizarán en Quito del 27 al 10 de noviembre en ocasión de la reunión de ministros de las Américas y en La Habana en ocasión del II Encuentro Hemisférico de Lucha contra el ALCA que tendrá lugar del 25 al 28 de noviembre próximo. Se convocó asimismo una Cumbre de los Pueblos en Buenos Aires para abril de 2003, momento en que debería producirse la reunión de presidentes de las Américas.

Estas mismas propuestas se reflejaron en la asamblea de movimientos sociales que se realizó el domingo 25, poco antes del cierre del evento, que se solidarizó con la lucha de Chiapas y los campesinos colombianos. Se discutió la necesidad de crear nuevas formas de articulación que permitan unir las luchas globales y locales y las reivindicaciones transversales y territoriales, la demanda por una auditoría de la deuda externa (declarada ilegítima por el Tribunal Internacional de los Pueblos sobre la Deuda) y la necesidad de exigir un pronunciamiento por parte de los legisladores nacionales respecto de las cuestiones estratégicas. Esta última medida resultó en parte contradictoria con el apoyo a la movilización realizada en Buenos Aires el 30 de agosto para “que se vayan todos” . También se destacaron los representantes de los pueblos originarios –muy aplaudidos a lo largo de todo el evento– que exigieron respeto y comprensión por su filosofía de vida y reclamaron por la tierra y los recursos naturales12.

Como declaró Nora Cortiñas en el acto de apertura, los sueños y las utopías flotaron entre los participantes. Por momentos, la unidad de los pueblos, la Argentina y el mundo posibles parecían una realidad. Pero el presente es bien distinto y el camino a recorrer es largo y lleno de obstáculos. Para avanzar es necesario recuperar la palabra, reapropiarse de un pensamiento propio y libre. El FSM constituye un primer paso en esa dirección.

  1. http://www.forumsocialmundial.org.br Ignacio Ramonet, "Porto Alegre" y Bernard Cassen, "Ladran Sancho…"; Carlos Gabetta, "Porto Alegre: propuestas para cambiar el mundo"; y Gilles Luneau, "Porto Alegre II: otra mundialización es posible", Le Monde diplomatique, edición Cono Sur, enero y febrero de 2001, y enero de 2002 respectivamente. También Carlos Gabetta, "Laboratorio por una mundialización para el hombre", Info-Dipló, 18-2-02, www.eldiplo.org.
  2. Las estimaciones de participantes fueron proporcionadas por el Comité de Movilización en Argentina del FSM.
  3. http://www.forummundialdeeducacao.com.br
  4. Clarín, Buenos Aires, 22-8-02.
  5. Datos de la consultora Equis citados por Horacio Verbitsky en “Violencia con propuestas”, Página/12, Buenos Aires, 25-8-02.
  6. “Todo por 2 pesos”, Canal 7, Buenos Aires, 26-8-02.
  7. Las conclusiones de los talleres serán publicadas en la página web del foro (www.forosocialargentino.org). Véase también: www.lavaca.org.
  8. Carlos Gabetta y Luis Bilbao, “ALCA o proyecto autónomo regional”, julio de 2002; dossier “¿ALCA o Mercosur?”, abril de 2001; L. Bilbao, Stella Calloni y Rosendo Fraga, dossier “Estados Unidos alista las fuerzas armadas del ALCA”, septiembre de 2001; y L. Bilbao, “La onda expansiva del Plan Colombia”, octubre de 2000; en Le Monde diplomatique, edición Cono Sur.
  9. http://www.jubileusul.hpg.com.br
  10. http://www.funsolon.org
  11. www.asc-hsa.org. También, Dorval Brunelle, “Una Alianza Social Continental desafía a Washington”, Le Monde diplomatique, edición Cono Sur, abril de 2001.
  12. Morita Carrasco, “Una perspectiva sobre los pueblos indígenas en Argentina”, en CELS, Informe Anual 2002, Ed. Siglo XXI, Buenos Aires, 2002.

Agenda global

Stancanelli, Pablo

Del 13 al 15 de agosto pasado se reunieron en Bangkok, Tailandia, cerca de 80 representantes de entidades y organizaciones del Consejo Internacional (CI) del FSM para discutir la metodología del Tercer FSM, que se realizará en Porto Alegre del 23 al 28 de enero de 2003 alrededor de cinco ejes temáticos: desarrollo democrático y sustentable; principios y valores, derechos humanos, diversidad e igualdad; medios, cultura y contra-hegemonía; poder político, sociedad civil y democracia; orden mundial democrático, lucha contra la guerra y por la paz.

También se anunció el lanzamiento de Foros Regionales, cuyo objetivo es “aproximar el FSM a la realidad de los movimientos y entidades sociales en las diferentes regiones del mundo” y de Foros Temáticos, que procuran atender “la demanda de profundización de los debates de cuestiones específicas consideradas prioritarias en la coyuntura mundial por el CI del FSM”.

Antes del FSM 2003 se realizarán tres grandes Foros Regionales: el Europeo, del 7 al 10 de noviembre en Florencia, Italia; el Asiático, del 2 al 7 de enero de 2003 en Hyderabad, India; y el Pan-Amazónico, del 16 al 19 de enero de 2003 en Belém do Pará, Brasil. También están previstos distintos Foros Temáticos: Colombia, del 11 al 13 de octubre en Bogotá; Uruguay, del 15 al 17 de noviembre en Montevideo; Bélgica, 21 de septiembre en Bruselas; Marruecos, 20 al 22 de diciembre; todos en 2002. Asimismo se espera realizar antes de fin de año un Foro Social Palestino. El Tercer FSM prevé un espacio específico para debatir las conclusiones de estos Foros1.

  1. Los boletines de informes del FSM son publicados semanalmente en la página internet del FSM. También pueden solicitarse en distintos idiomas en fsm2002imprensa@uol.com.br


Autor/es Pablo Stancanelli
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 39 - Septiembre 2002
Páginas:10,11
Temas Neoliberalismo, Movimientos Sociales