Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Dossier secreto. (El mito de la “guerra sucia” en Argentina)

De Martin Edwin Andersen

Editorial:
Sudamericana
Cantidad de páginas:
410
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Noviembre de 2000

Edición “actualizada y definitiva” de este libro publicado en 1993, cuya principal virtud es ahora desvelar la identidad de ciertas fuentes a las que recurrió en su momento el autor para afirmar rotundamente que las organizaciones guerrilleras argentinas (en particular ERP y Montoneros) no tuvieron la envergadura política y operativa que normalmente se les atribuye; que estuvieron todo el tiempo muy infiltradas a alto nivel por los servicios de inteligencia militares y, en particular, que el jefe montonero Mario Firmenich fue desde el principio un agente del batallón 601 de inteligencia del ejército argentino.

Estas premisas justifican el subtítulo de la obra: la “guerra sucia” sería un mito en el sentido de que no hubo tal. Estando las organizaciones guerrilleras extremadamente golpeadas ya antes del golpe militar de 1976 y prácticamente en manos de los servicios de inteligencia y contrainteligencia militares, habrían servido a preparar las condiciones para el golpe ante la opinión pública. En cuanto a la represión que siguió, se trató de una masacre política sistemática y de corta duración -aunque cuantitativamente enorme, sobre todo en relación a la operada en países limítrofes- con la aprobación explícita del Departamento de Estado estadounidense.

El trabajo es coherente, sólo que de manera paradójica el suministro preciso de las fuentes abre respecto a las tesis centrales del libro el mismo tipo de interrogante que éste se hace respecto a los guerrilleros. En efecto, la fuente principal de Andersen es Robert Scherrer, un agente del FBI destacado por esos años en la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. Andersen parece confiar demasiado en una fuente que, en el mejor de los casos, habría mantenido una actitud pasiva en lo que fue el “centro de operaciones” del golpe militar: la embajada de Estados Unidos. La explícita descarga de responsabilidades que hace Andersen respecto del entonces embajador Robert Hill es por lo menos ingenua, sobre todo considerando los antecedentes conspirativos del personaje en otros países.

Con estas salvedades, se trata de un trabajo serio y documentado, que abre una perspectiva diferente al necesario y por ahora ausente debate desapasionado sobre lo ocurrido en una época crucial de la historia argentina.

Autor/es de esta reseña Carlos Gabetta
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 20 - Febrero 2001
Temas Historia, Conflictos Armados, Militares, Terrorismo, Derechos Humanos, Estado (Justicia), Justicia Internacional, Estado (Política)