Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

El existencialismo es un humanismo

De Jean Paul Sartre

Editorial:
Losada
Cantidad de páginas:
72
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Enero de 1999

Estimamos ya conocida la divulgación de la historia de esta conferencia-texto. Sólo nos interesa lo que se denomina “vigencia”: la de este humanismo. Claro que la sola vigencia no basta: también son y están vigentes algunas religiones, algunas propiedades privadas y bastantes tonterías. Pero si la caverna de Platón, el cogito de Descartes y el imperativo categórico de Kant nos siguen interpelando es porque han ganado la energía de la radicalidad.

Que hay que emprender el ateísmo, que en el hombre la existencia precede a la esencia, que sólo hay realidad en la acción, que estamos obligados a cada instante a ser ejemplares, que la universalidad humana se construye… son a su vez los tópicos sartreanos que comenzaron a reclamarnos desde aquel 1945-46 de esta conferencia-texto. Para esto Sartre hubo de conquistar la fuerza en el movimiento contra la vulgaridad que es blandura y mera superficialidad. Pues la fuerza es camino: “la gente” de El existencialismo… se hará “la burguesía”; “la doctrina” se hará “ideología” o “filosofía”. Y la “filosofía” se hará “marxismo”. En este incesante sobrepasarse, o sea, en este camino de la fuerza, Sartre logró vencer la debilidad a la que conducen la docencia y las investigaciones “nacionales”. Sartre, mediante su trabajo de escritor, rompe con su profesorato y con la enseñanza “oficial” y con lo “institucional”. Acaso intuyó que estas entidades sólo envilecen: uno termina traicionándose a sí mismo. Por esa ruptura, pues, la actual fuerza de El existencialismo es un humanismo.

Las copiosas ediciones castellanas de este texto no consignan traductor/a, pero todas reproducen palabra por palabra, punto por punto, la primera e imperfectible versión castellana aparecida en los Números 147-148-149 de enero a marzo de 1947 de la revista Sur: traducción signada por Victoria Prati de Fernández que suponemos sería un seudónimo del escritor José Bianco, el tan espléndido como preciso jefe de redacción de Sur. Esta contemporánea versión castellana, sí firmada por Manuel Lamana, coincide también exactamente con la traducción de Sur.

Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 7 - Enero 2000
Temas Filosofía