Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Pájaros sin Luz Historias de mujeres de desaparecidos

De Noemí Ciollaro

Editorial:
Planeta
Cantidad de páginas:
349
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Mayo de 2000

Mucho se ha escrito en relación con la última dictadura militar. Pero el libro de la periodista Noemí Ciollaro presenta un nuevo elemento que hasta hoy no ha tenido mayor significación pública: las historias de las mujeres de los desaparecidos. Desde un principio la atención se centró en la lucha encabezada por las Madres de Plaza de Mayo, que reclamaban y reclaman por sus hijos desaparecidos. Luego se constituyeron las Abuelas, que buscan a sus nietos, y más acá en el tiempo se fundó la organización HIJOS. Pero las esposas o parejas nunca se organizaron como tales, de modo que sus vidas y sus luchas no trascendieron.

Mediante entrevistas glosadas, Ciollaro -ella misma esposa de un desaparecido- se propone dar a conocer las vivencias de estas mujeres que, casi en todos los casos, compartían la militancia política con sus parejas.

Los testimonios de estas 20 mujeres no dan respiro emocional, ni ideológico. Tuvieron que tomar en soledad (a menudo enfrentadas con sus familias) decisiones desgarradoras como quedarse o no en la casa donde habían secuestrado a sus compañeros, irse del país, volver, recorrer cárceles, hospitales, ministerios, mudarse, trabajar, criar a los hijos…

Pero afrontaron un problema mayor, como lo ejemplifica Patricia Escofet: “El tema de las mujeres de desaparecidos con hijos es muy complejo -dice- responder a sus preguntas más obvias y más terribles, contestar a todos los interrogantes que tiene un chiquitito en una casa donde no hay un muerto. Donde hay una silla vacía. Donde la situación de incertidumbre se convierte en omnipresencia”. Patricia era compañera de Víctor Plaul, sociólogo, director de operciones comerciales de un laboratorio estadounidense, de donde fue secuestrado el 4-1-77.

Ese drama de la ausencia omnipresente lo expone Pájaros sin luz desde otro ángulo, a través de la tarea del Equipo Argentino de Antropología Forense. Dice Darío Olmo, uno de sus integrantes: “estábamos pidiendo (al familiar del desaparecido) algo bastante complicado: que del recuerdo de una persona de la cual sabían cómo olía, cómo se reía, sus costumbres y modos, su piel, hagan un tránsito hasta una caja con huesos. Es un camino muy largo y muy difícil”.

Junto a los testimonios, la autora intercala documentos y discursos de la época, entre los que sobresalen las opiniones de los apologistas de la dictadura. Un buen refrescante para la memoria. Allí se encuentran desde los editoriales de las revistas Gente y Somos, hasta los comentarios de Bernardo Neustadt, pasando por las opiniones de Ernesto Sábato, luego de almorzar con Videla en mayo de 1976.

En el prólogo, Osvaldo Bayer asegura que el libro “tendría que ser premiado por todas las academias del mundo: por su verdad, por su sencillez, por su dolor humano, por su fuerza”.

Autor/es de esta reseña Omar Galoppo
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 14 - Agosto 2000
Temas Historia, Militares, Derechos Humanos, Estado (Justicia), Justicia Internacional, Estado (Política), Movimientos Sociales