Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

Saramago: “soy un comunista hormonal”. Conversaciones con Jorge Halperín

De Jorge Halperín

Editorial:
Ediciones Le Monde diplomatique
Cantidad de páginas:
94
Lugar de publicación:
Buenos Aires
Fecha de publicación:
Abril de 2003

El libro recoge las varias ocasiones (la última en marzo de este año) en que el periodista Jorge Halperín entrevistó a José Saramago, recreándolas bajo la acertada forma de un único y ameno diálogo.

Quienes buscan conocer las claves creativas del premio Nobel de Literatura 1998 encontrarán aquí valiosas pistas para emprender la relectura de, por ejemplo, El Evangelio según Jesucristo, Ensayo sobre la ceguera o El año de la muerte de Ricardo Reis.

Pero también se analizan temas políticos: las apetencias imperiales de Estados Unidos; la necesidad de reinventar una alicaída democracia, hoy reducida a “una especie de misa laica” donde lo único que hacen los ciudadanos es cumplir con el periódico ritual del voto; la pérdida de identidad de la izquierda, cuando equivoca la táctica corriéndose al centro… Un lector desprevenido podría admirarse ante las lúcidas reflexiones de Saramago. Entre ellas una interesa particularmente a los argentinos. Mientras a fines de 2001 se celebraba a los cacerolazos como la primera manifestación de una nueva actitud ciudadana frente a los vicios de la democracia representativa argentina, ya en febrero de 2002, ante la pertinente pregunta de Halperín, el escritor portugués alzó su voz crítica: “llegaron aquí [la Isla de Lanzarote, España] noticias de que finalmente los argentinos y su clase media terminaron de reconocer que existía la pobreza. […] Pero yo me permito decir, con mi experiencia de vida, que esa conciencia no durará nada. A partir del momento en que la situación mejore, la clase media se va a olvidar de los pobres.”

Quizá no cabe maravillarse ante el acierto de los juicios del autor de El hombre duplicado, que emplea las herramientas analíticas del marxismo y entiende los fenómenos de la realidad de un modo claro y preciso, aunque quienes se han acostumbrado a menospreciar el pensamiento de Marx suelen considerar los acertados diagnósticos del escritor portugués como el inspirado producto de un saber oscuramente oracular.

La tarea, entonces, será volver a dirigir la mirada hacia esa filosofía y esa obligación ética que el propio Saramago presenta como su “comunismo hormonal”.

Autor/es de esta reseña Alfredo Cortés
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 49 - Julio 2003
Temas Mundialización (Cultura), Periodismo, Literatura