Le Monde diplomatique ÍndicesBúsquedaEste cdAyuda  
Home

Reseñas de libros

La impunidad imperial - Cómo EE.UU. legalizó la tortura y “blindó” ante la justicia a sus militares, agentes

De Roberto Montoya - Prólogo de Adolfo Pérez Esquivel

Editorial:
La esfera
Cantidad de páginas:
336 páginas
Lugar de publicación:
Madrid
Fecha de publicación:
Junio de 2005
Precio:
21 euros
Existe una tensión histórica entre la primacía que se dé a la fuerza o al derecho como elemento ordenador de las relaciones internacionales. Bajo el impacto de los atentados de septiembre de 2001 y la llamada “guerra contra el terror”, la administración Bush lanzó un ataque coordinado contra el sistema internacional de derechos humanos.
Esta investigación de Roberto Montoya ha reunido las pruebas y testimonios de la gestión e implementación de esta política, desde los infames memorandos que redefinen la tortura o el trato de prisioneros hasta los testimonios de las víctimas y de los testigos –en muchos casos, miembros de las fuerzas armadas–.
Una continua corriente de información denuncia torturas, violaciones, traslados a terceros países, desapariciones forzadas, detenidos “fantasmas”, secuestros en el extranjero, privación y obstrucción del acceso a un juez imparcial, impedimento de contacto con las organizaciones humanitarias como la Cruz Roja Internacional, campos de detención secretos y un largo etcétera. No se trata de “actos aislados” ni de conductas legítimas en un conflicto bélico, sino de políticas implementadas desde los máximos niveles de la administración, que se comprueban con los testimonios recogidos por los medios y las organizaciones de derechos humanos; y los documentos oficiales que han conseguido ser desclasificados o filtrados a la prensa internacional.
En el dilema estratégico actual, frente a la irracionalidad del terrorismo islámico radicalizado se opone la fría racionalidad del terrorismo de Estado. La imagen de un Imperio que busca un despliegue militar impune deviene inevitable al analizar la firma de convenios de inmunidad para el personal militar bajo amenaza de sanciones diplomáticas o económicas con un centenar de países, en un ataque a la Corte Penal Internacional, o en la silenciosa contratación de empresas de mercenarios.
Como parte del conjunto de individuos y organizaciones que defienden el imperio de la ley como condición mínima de despliegue de la fuerza estatal –el tercer actor global–, Montoya arremete con este imprescindible volumen de gran periodismo, referencia obligada de la historia reciente y advertencia de un ominoso futuro.
Autor/es de esta reseña Raúl J. Maldonado
Publicado en Edición Cono Sur
Número de ediciónNúmero 76 - Octubre 2005
Temas Derechos Humanos